Saltar al contenido principal

Según Lenín Moreno, Assange puede irse de la embajada ecuatoriana cuando quiera

Fotografía cedida por la Presidencia de Ecuador que muestra a su presidente, Lenín Moreno, mientras realiza un anuncio en el Palacio de Gobierno, en Quito, Ecuador, el 3 de diciembre de 2018.
Fotografía cedida por la Presidencia de Ecuador que muestra a su presidente, Lenín Moreno, mientras realiza un anuncio en el Palacio de Gobierno, en Quito, Ecuador, el 3 de diciembre de 2018. Freddy Constante / EFE

El presidente de Ecuador asegura estar negociando con Reino Unido para poner fin al asilo del fundador de WikiLeaks, a quien no desea en su embajada. Pero ese "camino" aún no está garantizado por Londres, que podría encarcelarlo o extraditarlo.

ANUNCIOS

Ecuador quiere, de alguna forma, poner fin a su relación con Julian Assange. Así lo muestran las últimas palabras del presidente Lenín Moreno, en contra del asilo que otorgó el expresidente Rafael Correa al fundador de WikiLeaks.

Seis años han pasado desde que Assange ingresó en la embajada de Ecuador en Londres y según Moreno, "está hecho el camino" para que decida irse cuando lo desee: “Hay un camino para que el señor Assange tome la decisión de salir a una casi libertad”, dijo el mandatario en una radio local.

Ese "casi" es el mayor miedo del ciberactivista de 47 años, ya que mientras Ecuador dice estar negociando con Reino Unido para garantizar que no sea extraditado a EE. UU., y a su vez Reino Unido muestra indicios de que no lo hará, la realidad es que no hay por ahora una declaración formal.

El Gobierno británico aún no ha confirmado que no sería enviado a un país sobre el que Assange publicó, entre otros, miles de documentos militares clasificados. Y por eso, refugiado en la embajada, teme que se inicie un proceso penal en su contra en territorio estadounidense, donde podría enfrentar la pena de muerte. Aun cuando la Constitución de Gran Bretaña "impide que una persona sea extraditada a un sitio donde corra peligro su vida".

Moreno: “No me gusta la presencia de Assange en la embajada”

"Digo casi libertad porque no olvidemos que él no se presentó a los juzgados británicos y tiene que pagar una pena no larga por aquello. Eso lo decidirá la justicia británica", defendió el presidente.

En palabras de Lenin Moreno, como mucho Assange podría ir a la cárcel en suelo británico, pero no en una “larga” estancia y no sería extraditado. Eso es lo que Reino Unido habría comunicado al presidente, ya que el fundador de WikiLeaks violó los términos de la fianza cuando pidió asilo para evitar ser extraditado a Suecia, donde también era solicitado por las autoridades, que querían interrogarlo por un caso de abuso sexual.

Así las cosas, Julian Assange sería detenido y encarcelado por no más de seis meses, siempre y cuando decida terminar con su asilo en la sede latinoamericana. Y ese es el mayor deseo de Moreno.

“No me gusta la presencia del señor Assange en la embajada ecuatoriana, pero hemos sido respetuosos con sus derechos humanos y con ese respeto en mente creemos que seis años es demasiado tiempo para que alguien permanezca casi encarcelado en una embajada”, afirmó el presidente de Ecuador.

Con esa misión en mente, Moreno designó este 6 de diciembre a un nuevo embajador de Londres para resolver “el problema Assange”, que Ecuador ha tratado con varias medidas, como querer nacionalizarlo ecuatoriano y concederle un cargo diplomático.

Se dice que el diplomático Jaime Alberto Marchán Romero, que reemplazará a Carlos Abad, es el “asesor con nivel 2” de Moreno, y tendrá que solucionar las relaciones con Assange a petición directa del presidente.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.