Saltar al contenido principal

Venezuela va de nuevo a las urnas para elegir concejales en medio de la crisis

La gente hace cola para comprar comida fuera de un supermercado en Caracas, Venezuela, el 30 de noviembre de 2018.
La gente hace cola para comprar comida fuera de un supermercado en Caracas, Venezuela, el 30 de noviembre de 2018. Marco Bello / Reuters

El 9 de diciembre el país escogerá a 2.459 concejales que gobernarán con los alcaldes elegidos en 2017. Pero en las boletas, faltarán los cinco principales partidos de oposición, inhabilitados por el Consejo Electoral.

ANUNCIOS

Este 5 de diciembre fue el último día de campaña antes de las elecciones de este domingo. Maribel Castillo, candidata a concejala del partido de oposición Avanzada Progresista, en Caracas, quiere reclutar a los electores descontentos con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La principal misión de Maribel, según cuenta, no es convencer a la gente de votar por ella, sino que la gente salga a ejercer su derecho al voto en un clima de apatía y desconfianza hacia el Consejo Nacional Electoral.

“El CNE sigue siendo el mismo CNE ventajoso y corrupto, por supuesto que todos esos partidos del oficialismo usan los recursos, pero ahí no se hace ninguna trampa. Con el CNE hay cuidar el voto y participar”, expresó la candidata.

En su recorrido por uno de los barrios populares del Municipio Libertador, gobernado por una alcaldesa pro Gobierno, la candidata opositora oyó los principales problemas que aquejan a la ciudadanía. Allí Marianela Parada, una de sus habitantes, defendió su derecho al sufragio: "La cosa está bastante difícil porque el sueldo no está alcanzando para nada, no hay alimentos, no hay nada. Alguien nos tiene que resolver este problema porque a nosotros nadie nos presta atención”.

En cambio, Marisabel Liendo, también vecina de la misma comunidad, no está convencida de ir a sufragar ante la necesidad que están pasando muchos venezolanos por la economía. “Esto está en crisis, estamos viviendo las verdes y las blancas, y esto está palo abajo y la gente ya no quiere salir a votar”.

2.459 concejales en juego, en unos comicios atrasados

Por sexta vez en dos años, los venezolanos han sido llamados a votar en unas nuevas elecciones municipales donde se escogerán 2.459 concejales, que se encargarán de legislar junto con los alcaldes elegidos hace un año. Estas elecciones estaban pautadas para el pasado mayo con las presidenciales, pero fueron suspendidas.

Los concejales ejercen funciones legislativas de control fiscal sobre la administración del alcalde, autorizan los créditos adicionales, y pueden incluso inhabilitar al mismo alcalde por incumplimiento y mal manejo de fondos.

En las últimas cuatro elecciones, la abstención ha sido mayoría. En parte, porque los cinco principales partidos de oposición no aparecerán en boleta electoral. Estos son:  Primero Justicia (PJ), Acción Democrática (AD), Voluntad Popular (VP) y Un Nuevo Tiempo (UNT).

Sin embargo, participarán otros grupos opositores, como Avanzada Progresista (AP) –del excandidato presidencial Henri Falcón– y el Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev). Los partidos también identificados como opositores e independientes son Copei, Movimiento al Socialismo (MAS), El Cambio, Unidad Popular 89, Cambiemos Movimiento Ciudadano, Acción Ciudadana en Positivo, Fuerza del Cambio y Lápiz-Procomunidad.

Por la corriente oficialista se inscribieron las organizaciones políticas congregadas en el Gran Polo Patriótico (GPP), liderados por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Un voto como remedio a la crisis

A unos cinco kilómetros, en Chacao, un barrio controlado por la oposición, los que están a favor del Gobierno de Maduro también concluyeron su campaña. Sus prioridades: volver a tener presencia en esa cámara municipal después de 8 años, convencer a los ciudadanos de que el proceso es transparente, y justificar la decisión del Consejo Nacional Electoral de no dejar participar a parte de la oposición.

Jorge Chayeb, candidato por el PSUV en el municipio de Chacao, señaló que los partidos opositores no están en desventaja, y que a ellos se les permitió hacer su validación. “Ellos no pasaron la prueba no recogieron las firmas necesarias y no quisieron, y por eso el CNE no permite que esos partidos estén en las tarjetas electorales; sin embargo, la militancia de ellos está participando, sigue participando”.

Margarerin Castro, candidata a concejala también por el PSUV, hizo un llamado al votante a no preocuparse por el organismo electoral sino a ir a votar, porque estas estas elecciones también son importantes. “Vamos a elegir concejales, que son nuestros voceros más cercanos a la comunidad. Es fundamental que, si queremos quejarnos, que, si tenemos propuestas, escojamos a quienes puedan llevar nuestra voz a las instituciones”, aseveró.

Sin muchos recursos, los candidatos han hecho grandes esfuerzos para hacer campaña. Hasta ahora, no parecen haber convencido a los ciudadanos que salir a votar les ayudará a conseguir el pan de cada día en un país sumido en una profunda crisis económica.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.