Saltar al contenido principal

Francia: manifestaciones de 'chalecos amarillos' en París dejan al menos 30 heridos y más de 600 detenidos

Los manifestantes que usan chalecos amarillos están parados frente a una barricada mientras se enfrentan con la policía durante los enfrentamientos como parte de un día nacional de protesta del movimiento de "chalecos amarillos" en París, Francia, el 8 de diciembre de 2018.
Los manifestantes que usan chalecos amarillos están parados frente a una barricada mientras se enfrentan con la policía durante los enfrentamientos como parte de un día nacional de protesta del movimiento de "chalecos amarillos" en París, Francia, el 8 de diciembre de 2018. Christian Hartmann / Reuters

Según informaron las autoridades francesas, 8,000 personas se movilizaron en París, donde 600 fueron detenidas y cerca de 500 permanecen bajo custodia en el cuarto sábado consecutivo de protestas. Al menos 30 personas resultaron heridas.

ANUNCIOS

Las protesas generalizadas que transcurrieron en calma durante la mañana, se tornaron violentas durante la tarde en París, Marsella y otras ciudades y provincias del país.

En la capital francesa, algunos 'chalecos amarillos' protagonizaron enfretamientos con la polícia, atacaron establecimientos comerciales, quemaron automoviles y también basura.

En medio de los gases lacrimogenos y las balas de goma que utilizaron los agentes para dispersar a los manifestantes, al menos 30 personas resultaron heridas.

Además, más de 600 han sido detenidas y cerca de 500 continúan bajo custodia policial, mientras los bomberos apagan el fuego y las autoridades intentan reestablecer el orden en la ciudad.

Los manifestantes se tomaron las calles del centro de París, los Campos Elìseos y el Arco del Triunfo para protestar, pese a que el Gobierno anuló el impuesto a los carburantes, el principal detonante de las protestas en todo el territorio.

En Bruselas la capital de Bélgica, también hubo movilizaciones para apoyar a los 'chalecos amarillos' que exigen más concesiones por parte del Gobierno de Emmanuel Macron, entre ellas: impuestos más bajos, un salario mínimo más alto, menores costos de energía, mejores beneficios de jubilación e incluso la renuncia de Macron.

Un fuerte dispositivo de seguridad ante las manifestaciones

El Gobierno movilizó un esquema de seguridad "excepcional", que incluyó en particular el despliegue de 89.000 policías y gendarmes en todo el país (el pasado 1 de diciembre, en otra jornada de protestas se desplegaron 65.000 agentes), de los cuales 8.000 se encargaron de la capital.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, aseguró que el Ejecutivo ha tendido la mano con disposición al diálogo y con medidas como la supresión de la subida de impuestos sobre el carburante que estaba programada a partir de enero: "ahora hay que ponerse en torno a la mesa y discutir".

La presión crece para la administración de Emmanuel Macron que vive la crisis más aguda desde que llegó a la presidencia en 2017, con los más bajos niveles de aprobación.

 

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.