Saltar al contenido principal

Donald Trump dice adiós a John Kelly, su jefe de Gabinete en la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla con el jefe de la Casa Blanca, John Kelly, después de un evento con periodistas en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 10 de octubre de 2018.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla con el jefe de la Casa Blanca, John Kelly, después de un evento con periodistas en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 10 de octubre de 2018. Jonathan Ernst / Reuters

En su habitual cadena de reemplazos y despidos, el presidente de EE. UU. comunicó que el general abandonará su cargo este diciembre, luego de meses de poco entendimiento entre ambos. John Kelly era una figura clave en su Ejecutivo.

ANUNCIOS

La Casa Blanca se despidió otra vez de un alto cargo. Y es que el jefe de Gabinete, el general retirado John Kelly, se ha unido este 8 de diciembre a la larga lista de miembros que han tenido que abandonar la Administración del presidente Donald Trump, en el ecuador de su mandato.

Fue él mismo quien anunció que el secretario, a quien describió como “un gran tipo”, dejará su cargo “hacia finales de este año (2018)”, tras un año y medio de servicio en la oficina presidencial. Un tiempo en el que hubo muchas tensiones entre ambos, hasta el punto que, según la cadena CNN, ya ni siquiera se hablaban.

“John Kelly se marcha, no sé si puedo decir que se retira”, comunicó el presidente Trump desde los jardines de la Casa Blanca, antes de desplazarse hasta Filadelfia. “Anunciaré quién reemplazará a John, probablemente de forma interina, en el próximo día o dos”, añadió.

John Kelly, el “guardián” del ala oeste que marcó a Trump

La salida de John Kelly, primer secretario de Seguridad Nacional de esta Administración, se enmarca en la remodelación política emprendida por Trump, tras las elecciones legislativas del pasado noviembre. La gran diferencia es que su cargo es uno de los más importantes de la presidencia, con el añadido de que a Kelly se le conocía como el “guardián” del ala oeste.

Además de coordinar la agenda y las negociaciones políticas del presidente, Kelly, designado en julio de 2017, tenía la misión de imponer disciplina en una Casa Blanca marcada por el caos y las polémicas declaraciones (y tweets) de Donald Trump. Tanto es así que llegó a afirmar que su trabajo era “el más difícil” que había ejercido: “Imagino que he tenido que hacer alguna cosa muy mal y que Dios me ha castigado”, dijo en marzo acerca de sus funciones.

Una situación que, sobre todo en enero, desencadenó en varios roces con el presidente, luego de que Kelly afirmara que Trump no estaba “completamente informado” sobre promesas como la construcción del muro fronterizo con México. Y eso pese a que este antiguo militar, con 45 años de carrera a sus espaldas, llegó a defender una firme política migratoria.

Para los medios nacionales, la despedida de Kelly podría suponer también el adiós de la secretaria de Seguridad Nacional de EE. UU., Kirstjen Nielsen, considerada la protegida del general.

Entre los nombres que suenan para reemplazar a Kelly está el de Nick Ayers, de 36 años, y jefe de Gabinete del vicepresidente Mike Pence. Un hombre que se añade a los recientes nominados Mark Milley, como futuro jefe del Estado Mayor Conjunto; Bill Barr, como nuevo fiscal general; y Heather Nauert, como nueva embajadora ante las Naciones Unidas.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.