Saltar al contenido principal

Irak: un año desde la victoria al Estado islámico

Hace un año, Irak anunció su victoria en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico tras una guerra de tres años. La agrupación llegó a ocupar un tercio del país y todavía quedan remanentes extremistas.

ANUNCIOS

Se cumple un año desde que el entonces primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, anunció el final de la guerra en todo el territorio de Irak contra los extremistas después de que las fuerzas iraquíes, con el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, terminara de controlar la zona desértica fronteriza con Siria, en la provincia de Al Anbar, al oeste del país.

El primer ministro de Irak, Adel Abdelmahdi, aseguró que la situación del país cambió para mejor tras la liberación del país del grupo yihadista, que llegó a ocupar un tercio del territorio en su irrupción en 2014.

"La situación de Irak ha cambiado para mejor por la liberación total del territorio y se ha consolidado la situación democrática formando un Gobierno que representa todo el espectro y con una postura internacional que la apoya", dijo Abdelmahdi en un comunicado difundido por su oficina.

Sin embargo, el Gobierno permanece alerta dado que todavía quedan remanentes de los radicales escondidos en el territorio y que atacan contra áreas del país, incluida la capital Bagdad.

El funcionario realizó estas declaraciones tras reunirse con Jan Kubis, el enviado de Naciones Unidas para Irak desde 2015, que ahora cede su puesto a la holandesa Jeanine Hennis-Plasschaert. Para Kubis "este Gobierno va a lograr un gran éxito que va a llevar a Irak a la reconstrucción, la oferta de servicios y la estabilidad" y se despidió de Irak informando que el pasado noviembre fue el mes con menos bajas civiles desde que la ONU empezó a registrar esta cifra hace seis años.

A pesar de la lucha contra la organización yihadista, algunas formaciones extremistas siguen activas en una estrecha franja de la frontera siria con Irak, y la costa oriental del río Éufrates, sigue siendo un área de permanentes tensiones. Grupos que permanentemente utilizan tácticas de guerrilla para combatir a las fuerzas gubernamentales en los desiertos de Siria.

Mazen Bilal, analista político sirio citado por la agencia de noticias Reuters, dijo que a juzgar por la situación actual, la eliminación completa de las organizaciones extremistas no se puede lograr en un tiempo limitado.

"Exterminar a las organizaciones extremistas requiere una premisa básica que es la estabilidad, especialmente la estabilidad de la frontera entre Siria e Irak, pero la frontera entre Siria e Irak es inestable. Las organizaciones extremistas no son solo individuos de terroristas sino entidades políticas y militares que parece que están en crisis ", dijo Bilal y agregó que "en vista de la naturaleza oculta y descentralizada de las organizaciones extremistas, es imposible utilizar medios militares para acabar con las organizaciones extremistas. Para eliminarlas por completo, se debe lograr la estabilidad política. Pero la situación actual de estabilidad aún no ha llegado”.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.