Especial noticias

El populismo avanzó en todo el mundo durante el 2018

El 2018 sirvió para que algunos movimientos nacionalistas lograran su ascenso al poder. Es el caso de Brasil, con el triunfo de Jair Bolsonaro e Italia, donde llegó como vicepresidente Matteo Salvini. Dicho periodo fue importante para el establecimiento de la política proteccionista y antimigratoria de Donald Trump, ejemplo seguido por Viktor Orban en Hungría. En este especial analizamos lo que significa la llegada de estos movimientos y si representan una amenaza para la democracia.

Anuncios

Desde principios de la década del 2000, Brasil había sido gobernada por partidos de izquierda; primero con Luiz Inácio Lula da Silva y luego con Dilma Rousseff, hasta la llegada de Michel Temer al poder. Sin embargo, durante las elecciones de octubre, esa nación sudamericana sorprendió al mundo al dar un giro completo a su política y elegir al ultraderechista Jair Bolsonaro como su presidente.

"La victoria de Bolsonaro fue una reacción en contra del antiguo Gobierno. Un gobierno que anunció acabar con la corrupción y no lo hizo, no bajó los índices de delincuencia y todo ello sirvió para que llegara Bolsonaro a la Presidencia", dijo José Ángel Hernández, doctor en historia contemporánea de la Universidad Sergio Arboleda al periodista Andrés Suárez.

Si bien en Estados Unidos Donald Trump ganó la Presidencia en el año 2016, fue durante el 2018 que logró llevar adelante su proyecto nacionalista al iniciar el establecimiento de una política proteccionista, en pro de los fabricantes y productores estadounidenses y mostrarse en contra de los movimientos migratorios, especialmente de las comunidades árabes y del continente americano.

"Estamos en un momento en el que es una coyuntura, la informática, la globalización nos ha obligado a adaptarnos a esos cambios pero hay una sociedad que ve esos cambios como una amenaza. Fue esa sociedad conservadora la que votó a Trump como protección", explicó Hernández.

Hungría, Noruega, República Checa, y más recientemente, Italia, son algunas de las naciones que han establecido gobiernos con direcciones nacionalistas. En este sentido, son muchos los especialistas que han señalado que este tipo de movimientos son los que amenazan la Unión Europea.

“Hay que tomar en cuenta que los movimientos nacionalistas están en contra del multilateralismo y no en contra de la globalización (…) Esta extremaderecha no es como la de años anteriores con uniformes y pistola al cinto”, dijo el especialista.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24