Japón

Carlos Ghosn, expresidente de Nissan, fue inculpado por otro fraude financiero

El expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, acusado de fraude financiero en Japón. Archivo.
El expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, acusado de fraude financiero en Japón. Archivo. EFE

Carlos Ghosn seguirá detenido en Japón, donde fue de nuevo acusado por no declarar ingresos acordados con el fabricante japonés de automóviles. A pesar del escándalo, el francobrasileño sigue siendo el presidente del fabricante francés, Renault.

Anuncios

Luego de una detención provisional de 21 días, Carlos Ghosn vuelve a ser inculpado por la justicia japonesa, hecho que extiende su arresto.

El expresidente del fabricante de automóviles japonés, Nissan, fue detenido el pasado 19 de noviembre por no haber declarado a las autoridades niponas la mitad de sus ingresos: cerca de 44 millones de dólares en un periodo de cinco años (2010-2015).

La detención fue prolongada hoy, ya que la fiscalía de Japón descubrió que el franconbrasileño también escondió una parte de sus ingresos del periodo que va de 2015 a 2018. Hablamos de 63 millones de dólares.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, descartó que el arresto del expresidente de Nissan vaya a impactar en las relaciones con Francia, de donde es la empresa Renault y que sigue teniendo a Ghosn a la cabeza.

Las autoridades niponas inculpan también a Nissan por estar implicado en el fraude

Carlos Ghosn podría quedarse tres semanas más tras las rejas, como lo indica la ley japonesa, mientras investigan el último fraude.

Desde su celda, el expresidente de Nissan niega todo tipo de malversación de ingresos, un discurso que no duda en repetir su consejero Greg Kelly, detenido también por ser cómplice.

Días después de su detención, Ghosn fue cesado como presidente de Nissan y de Mitsubishi, pero sigue formalmente como máximo directivo de Renault, aunque suspendido en sus funciones. Las tres empresas automotrices forman una alianza desde hace casi veinte años, lo que las ha convertido uno de los grupos automovilisticos más grandes del mundo.

La fiscalia japonesa no da muchos detalles en esta investigación, sin embargo, según fuentes citadas por la agencia EFE, el dinero que no fue declarado por Ghosn corresponde a pagos diferidos que el francobrasileño había pactado con Nissan para cuando él se retirara de la compañía.

En realidad, Ghosn nunca alcanzó a recibir ese dinero, sin embargo, el simple hecho de haber sido montos acordados, su deber era el de informar al regulador bursátil y a las autoridades fiscales de Japón.

La agencia EFE asegura que, según filtraciones de la defensa del expresidente de Nissan a los medios locales, "las consultas legales hechas por Ghosn consideraron que no era preciso declarar esas sumas fijadas porque se trataba de pagos diferidos hasta su retiro".

Para el regulador bursátil, Ghosn violó las leyes niponas, pues, los pagos diferidos no fueron publicados en sus balances contables anuales.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24