Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

Un mundo de plástico: la eterna batalla en una cultura de usar y botar

Lisi Niesner / Reuters

El 2018 ha sido un año lleno de iniciativas para reducir el consumo de productos plásticos en el mundo. Gobiernos y empresas privadas han anunciado restricciones o prohibiciones en el uso de plásticos de un solo uso. Aun así, queda mucho por hacer para que le podamos ganar la batalla a este material. De todo el plástico producido en el planeta desde los años 50, solo se ha reciclado el 9%. El resto, ha terminado en vertederos o fuentes de agua.

ANUNCIOS

"O nos divorciamos del plástico, o nos olvidamos del planeta". Así de tajante se muestra la Organización de las Naciones Unidas (ONU) frente a la actual contaminación plástica en el mundo.

Desde 1950 se estima que se han producido unos 8.300 millones de toneladas cúbicas de este material en el mundo. Solo el 9% de esta cantidad se ha reciclado; el 91% ha terminado en fuentes de agua o en vertederos.

Según Alberto Pacheco Capella, coordinador regional de ecosistemas y biodiversidad para Latinoamérica y el Caribe del Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (PNUMA) "en 1950, se producían 1,5 millones toneladas de plástico, y en 2014 esa producción subió a 300 millones de toneladas" al año (…) lo vemos en el día a día con los plásticos de un solo uso (…) que, efectivamente, han sido avances tecnológicos que deberían estar facilitando nuestras vidas, pero que tienen un impacto severo sobre el medio ambiente".

Una "isla" en el Pacífico hecha de más de 80.000 toneladas de plástico

Cada año, entre 8 y 13 millones de toneladas de plástico terminan en nuestros océanos. La situación es tan grave que la ONU advierte que, de seguir así, en el año 2050 habrá más plástico que peces en las aguas del mundo. La magnitud del problema es tal, que en nuestros océanos existen lo que se conoce como "islas de basura". De las cinco que hay, la más grande está en el Pacífico, entre la costa de California y Hawái.

Esta gran isla de basura del Pacífico mide 1,6 millones de kilómetros cuadrados, que equivale a tres veces el tamaño de Francia, y está hecha en un 99% de plástico. Se estima que flotan en ella unas 80.000 toneladas de este material, repartidas en 1,8 billones de trozos de plástico.

El plástico nunca desaparece, se convierte en microplásticos

El plástico entró a nuestras vidas hace seis décadas y ha venido para quedarse durante muchas más. Productos que están en nuestras manos durante escasos minutos tardan decenios, incluso siglos en degradarse.

En realidad, el plástico nunca desaparece. Solo se hace más pequeño y se convierte en microplásticos, trozos de menos de 5 milímetros en diámetro. Son muy peligrosos para la fauna marina ya que son ingeridos por crustáceos, peces y mamíferos marinos. Suben por la pirámide alimenticia, terminan en nuestros platos de comida y, por lo tanto, en nuestros estómagos.

Hay aún muchas incógnitas sobre el impacto que los microplásticos tienen en la salud animal y humana. Lo que sí se sabe es que estas micropartículas están en todos lados: desde los productos de higiene como champús y productos para lavarse la cara o quitarse el maquillaje, hasta en el agua embotellada. Recientes estudios encontraron los primeros indicios de contaminación por microplásticos en peces del río Amazonas.

Los plásticos de un solo uso son el mayor causante de la contaminación

La fundación Ocean Conservancy organiza anualmente jornadas de limpieza en las playas de todo el mundo en las que documentan toda la basura recolectada y hacen listas con los más numerosos. Los 10 primeros eran elementos plásticos de un solo uso con los que estamos en contacto todos los días, varias veces al día.

La responsabilidad recae sobre productores y consumidores de plástico

El responsable de la contaminación plástica, ¿el consumidor o el fabricante? Desde PNUMA, resaltan que la responsabilidad de la contaminación plástica es de todos pero que, como consumidores "tenemos la responsabilidad de influenciar a los tomadores de decisiones. Los políticos son representación del pueblo y nosotros podemos tener una incidencia sobre ellos para que hagan las leyes que limiten el consumo desmedido del plástico de un solo uso".

Alberto Pacheco también recuerda que "a través de decisiones diarias los consumidores creamos nuevos mercados verdes y eso motiva a las empresas a modificar su comportamiento e ir más allá de la responsabilidad social corporativa"

Varias empresas privadas y Gobiernos están actuando para poner freno al consumo descontrolado. En Latinoamérica, durante este año, Perú fue el más reciente país en pasar leyes para deshacerse de las bolsas plásticas y algunos productos de un solo uso en los próximos tres años. Chile se convirtió en el primer país sudamericano en prohibir las bolsas plásticas. El Gobierno de Costa Rica anunció un plan para prohibir todos los plásticos de un solo uso en el año 2021.

Poco a poco, la legislación es cada vez más amigable con el medio ambiente. Lo más importante es que como individuos comencemos a tomar más conciencia del impacto que nuestro estilo de vida de usar y botar está teniendo en nuestro entorno y dejemos a un lado los plásticos, comenzando por los de un solo uso.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.