Saltar al contenido principal

'El Futbolista' explica cómo introducían droga en trenes en EE. UU.

Bosquejo oficial del momento en el que el asistente del fiscal estadounidense Michael Robotti cuestionaba a Tirso Martínez-Sánchez durante el juicio del acusado narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán en la corte federal de Brooklyn en Nueva York, Estados Unidos, el 10 de diciembre de 2018.
Bosquejo oficial del momento en el que el asistente del fiscal estadounidense Michael Robotti cuestionaba a Tirso Martínez-Sánchez durante el juicio del acusado narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán en la corte federal de Brooklyn en Nueva York, Estados Unidos, el 10 de diciembre de 2018. Jane Rosenberg / Reuters

Tirso Martínez-Sánchez, alias ‘El Futbolista’, uno de los testigos de la Fiscalía en el proceso contra ‘El Chapo’ Guzmán en la Corte de Brooklyn, declaró que introdujo a EE. UU. más de 1.200 kilos de cocaína por valor de 30 millones de dólares.

Anuncios

Fácilmente podría tratarse de un curso por fascículos sobre cómo dirigir una organización criminal. Y es que el mayor juicio contra el narcotráfico en Estados Unidos está presentando todas las piezas claves para introducir cocaína en Estados Unidos. Todo con un único objetivo por parte de la Fiscalía: demostrar que Joaquín Guzmán Loera era el jefe del Cártel de Sinaloa.

Con ese fin, el Gobierno llamó al estrado al transportista Tirso Martínez-Sánchez, conocido como ‘El Futbolista’, por su afición a este deporte y por haber comprado varios equipos mexicanos con dinero procedente del narcotráfico.

Martínez-Sánchez aseguró que trabajó para el Cártel de Sinaloa entre 1995 y 2003. Según lo dicho, en 1990 este se fusionó con el Cártel de Ciudad Juárez y al frente del primero estaban Ismael Mayo Zambada y Joaquín Guzmán.

‘El Futbolista’, quien fue arrestado en febrero de 2014 y extraditado a Estados Unidos a finales de 2015, le explicó al jurado de la causa por la que llegó a coordinar entre ocho y diez envíos de cocaína a Estados Unidos valorados en más de 30 millones de dólares por los que recibía entre 200.000 y 300.000 dólares.

Su especialidad era el transporte de la droga en trenes. El testigo de la Fiscalía señaló con lujo de detalles la mecánica para introducir la droga en territorio estadounidense. Los narcóticos procedían de Colombia y a través de México eran introducidos por tierra. Él se encargaba también de coordinar el almacenamiento, la distribución y el envío de cocaína a Nueva York, Chicago y Los Ángeles escondida en vagones que, en teoría, eran usados para transportar aceite para cocinar.

Martínez-Sánchez, nacido en Guadalajara, Jalisco, dijo que continuó trabajando para el Cártel de Sinaloa administrando la ruta del tren incluso después de que ‘El Chapo’ escapara de prisión a mediados de 2001. Según indicó Martínez-Sánchez, se reunió con Joaquín Guzmán Loera entonces, pero no sabe dónde porqué le cubrieron la cara con una capucha durante el viaje al lugar de la reunión.

El "descanso" del proceso con motivo de Navidad

Desde el inicio del juicio contra ‘El Chapo’ Guzmán el cinco de noviembre, los miembros del jurado y los asistentes a la Corte de Brooklyn han escuchado acusaciones de presuntos sobornos a políticos, declaraciones de antiguos trabajadores del nercotraficante sobre asesinatos a sangre fría y el Juez ha llamado la atención a un jurado que, a su parecer, no presta la atención necesaria. Incluso ha impuesto mociones al abogado de la defensa por sus comentarios en Twitter sobre el proceso.

Se espera que el juicio se prolongue al menos cuatro meses, pero durante los últimos días del 2018 será menos intenso. Con motivo de estas fechas, el juez decidió que no habrá sesiones los viernes del mes, ni el 31 de diciembre, el 1 ni el 2 de enero de 2019.

Un hecho que seguramente afectará a su esposa, Emma Coronel. La joven modelo de 29 años ha seguido de cerca el proceso, sentada con el público, sonriéndole constantemente. Además, le ha hecho llegar trajes de conocidas marcas valorados en 20.000 pesos mexicanos (casi 1.000 dólares).

Su cuenta de Instagram es una continua muestra de amor a su marido y padre de sus dos gemelas a las que denuncia él no ha podido abrazar a pesar de las peticiones al juez. Incluso ha ingresado a la sala con un teléfono móvil, algo que está prohibido.
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.