Tiroteo en Estrasburgo

Chérif Chekatt, el sospechoso del tiroteo en Estrasburgo, encaja con el perfil criminal-yihadista

La policía francesa lanzó una persecución a Chérif Chekatt, el presunto pistolero en el tiroteo en el mercado navideño de Estrasburgo del 11 de diciembre de 2018.
La policía francesa lanzó una persecución a Chérif Chekatt, el presunto pistolero en el tiroteo en el mercado navideño de Estrasburgo del 11 de diciembre de 2018. Policía nacional frances

El sospechoso del tiroteo en Estrasburgo fue condenado varias veces por robo y violencia y ha sido seguido por los servicios de inteligencia franceses desde 2015 después de que mostrara signos de radicalización.

Anuncios

El sospechoso de 29 años del mortal tiroteo en el mercado navideño de Estrasburgo del pasado 11 de diciembre, identificado como Chérif Chekatt, por dos días el hombre más buscado de Francia.

Mucho antes de que apareciera en los titulares por haber matado a tiros a tres personas y herir a otras 13 en el popular mercado navideño, Chekatt ya era conocido para la policía y el sistema judicial, dijo el 12 de diciembre el fiscal antiterrorista de Francia, Rémy Heitz.

El sospechoso tiene una larga historia de delincuencia: su primer encuentro con la ley fue en 1999, cuando tenía solo 10 años. Ha sido condenado 27 veces por delitos cometidos principalmente en Francia, pero también en Alemania y Suiza. Las condenas fueron "principalmente por actos de robo y violencia", dijo Heitz.

Chérif Chekatt había estado encarcelado en Alemania y Suiza

Según la prensa alemana, Chekatt fue condenado en ese país en 2016 a 2 años y 3 meses de prisión por robo agravado. Expulsado en 2017 a Suiza, luego cumplió una condena de año y medio en una prisión de Basilea por robo.

Antes, la administración penitenciaria francesa había detectado en 2015 que había sido radicalizado en la prisión. Luego lo pusieron en el "Fichier S" de Francia, una lista de vigilancia que lo designó como potencialmente peligroso o potencialmente involucrado en el terrorismo, y comenzó a ser vigilado por las autoridades francesas.

El viceministro francés del Interior, Laurent Núñez, dijo el miércoles que este "monitoreo activo" por parte de los servicios de inteligencia fue similar al de muchas otras personas que se radicalizaron en prisión. Aclaró que Chekatt no intentó ir a Siria para luchar con el grupo del Estado Islámico (EI).

"La gama de perfiles 'Fichier S' se ha ampliado mucho en los últimos años", dijo Wassim Nasr, experto de France 24 en redes yihadistas. "Hoy en día hay alrededor de 20.000 personas en la lista 'Fichier S' en Francia. Entre ellos, hay algunos que son muy peligrosos, pero también muchos que nunca actuarán".

Dada la reincidencia de Chekatt y la ausencia, en esta etapa, de un reclamo de responsabilidad por parte de grupos islamistas, las autoridades inicialmente desconfiaron de rotular al ataque en Estrasburgo como uno terrorista. Pero el fiscal de París fue explícito el miércoles: "El terrorismo ha golpeado nuevamente nuestro territorio", dijo Heitz en una conferencia de prensa.

"Teniendo en cuenta el objetivo, su forma de operar, su perfil y los testimonios de quienes lo escucharon gritar 'Allahu Akbar' (Alá es grande), la policía antiterrorista ha sido puesta en acción", dijo.

Chekatt está bajo investigación por "asesinatos en conexión con una empresa terrorista, intento de asesinato en conexión con una empresa terrorista y conspiración criminal terrorista para preparar delitos de ataque contra personas", dijo Heitz.

Este artículo fue adaptado del original en inglés

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24