Conflicto en Yemen

La esperanza ante las consultas de paz sobre Yemen en Suecia

Miembros del grupo rebelde yemení Ansar Allah, de la delegación del gobierno de Yemen y del equipo del enviado especial de la ONU para el conflicto yemení durante una reunión en Rimbo, Suecia, el 11 de diciembre de 2018.
Miembros del grupo rebelde yemení Ansar Allah, de la delegación del gobierno de Yemen y del equipo del enviado especial de la ONU para el conflicto yemení durante una reunión en Rimbo, Suecia, el 11 de diciembre de 2018. Claudio Bresciani / EFE

En el marco de las conversaciones de paz que se llevan a cabo en Suecia, representantes del Gobierno yemení y rebeldes hutíes anunciaron el intercambio de listados de datos de 15.000 prisioneros que podrían ser canjeados en enero.

Anuncios

Yemeníes y hutíes continúan reunidos en Suecia. Con el intercambio de dos extensos listados con los nombres de más de 15.000 prisioneros, los representantes del Gobierno y los rebeldes que participan en las conversaciones de paz en Rimbo, Suecia, desde el 6 de diciembre, encendieron una luz de esperanza ante la tensión por el conflicto, tras el fracaso de la mesa que se llevó a cabo en septiembre en Ginebra con el acompañamiento de la ONU.

Mientras que en el caso de las conversaciones de Ginebra los hutíes argumentaron "falta de garantías", en este parecieran abrirse un poco más luego de que, en las últimas horas, los líderes de ambas partes se refirieran a este canje humanitario.

Entre los reseñados en la lista del Gobierno figuran cerca de 8.500 activistas, políticos y periodistas que habrían sido secuestrados por los miembros de las milicias hutíes, más otros 7.400 "cautivos de guerra" que habrían pasado a manos del Ejército al ser sorprendidos en medio de combates a favor de su grupo.

Estos datos configuran el panorama de las miles de historias que permanecen ocultas tras el conflicto que aqueja a esta nación en la que la desaparición forzosa, por parte y parte, constituye una realidad latente desde finales del 2014, cuando los hutíes tomaron el mando de Saná al contar con el apoyo de Irán.

Sobre el tema, Muamar Al Eryani, el ministro de Información del Gobierno yemení, quien entregó los datos citados, señaló que dichas desapariciones fueron perpetradas en seguimiento a las instrucciones dadas por el mandatario Abdo Rabu Mansur Hadi, quien permanece en el exilio en Riad.

Las siguientes dos semanas serán claves en el proceso de diálogo entre las partes

Pero Al Eryani no fue el único en revelar información acerca del proceso. Abdelqader al Mortada, quien está a cargo del intercambio de prisioneros por parte de la delegación hutí, precisó que el canje sería el 19 de enero y que las siguientes dos semanas serán claves porque solo en este periodo las partes podrán presentar aclaraciones sobre el paradero de los desaparecidos.

Serán 15 días en los que ambas delegaciones estudiarán uno a uno los nombres de los listados en los que no solo aparecen yemeníes, sino también ciudadanos procedentes de países de la coalición árabe.

"Se intercambiarán todos los presos, sean mayores o jóvenes de las partes yemeníes".

Abdelqader al Mortada, responsable del tema del intercambio de los presos en la delegación hutí.

Ambos grupos de prisioneros serían trasladados y se reunirían en el aeropuerto de Seiyún, en el este de Yemen, en una operación que contaría con el respaldo de aeronaves del Comité Internacional de la Cruz Roja, organismo que se ocupará de supervisar cada paso del proceso.

Frente a la expectativa por la clausura de esta ronda de conversaciones, que será el 13 de diciembre, António Guterres, el secretario general de la ONU, anunció que se trasladará hasta Suecia para participar en la jornada.

Horas antes del anuncio de Guterres, Martin Griffiths, el enviado especial de la ONU para Yemen, argumentó que se había producido un "avance" en el proceso gracias a lo dialogado sobre el intercambio de prisioneros.

Para quienes han vivido de cerca los diálogos, tales como Johannes Bruwer, el jefe saliente de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja, el deseo es que este intento sí funcione, debido a que la situación que afrontan los yemeníes a causa del conflicto es, en sus palabras, "la peor del planeta".

Más allá de los combates, en Yemen reina el hambre por cuenta de la imposibilidad del acceso de ayudas humanitarias, como consecuencia del control del puerto de Al Hudeida. Estadísticas de la ONU reseñan que al menos 20 millones de personas padecen la crisis, 15% más que en 2017.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24