Saltar al contenido principal

Theresa May tambalea y afronta una moción de confianza por el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, se dirige a los medios de comunicación afuera del edificio de Downing Street después de que se anunció que el Partido Conservador no tendrá ningún voto de confianza para su liderazgo como jefa del Gobierno. Londres, Reino Unido, el 12 de diciembre de 2018.
La primera ministra británica, Theresa May, se dirige a los medios de comunicación afuera del edificio de Downing Street después de que se anunció que el Partido Conservador no tendrá ningún voto de confianza para su liderazgo como jefa del Gobierno. Londres, Reino Unido, el 12 de diciembre de 2018. Toby Melville / Reuters

La primera ministra británica, Theresa May, tendrá que enfrentarse a una moción de confianza después de que el Partido Conservador recibiera las cartas necesarias para iniciar ese proceso.

ANUNCIOS

La jefa del Gobierno británico, Theresa May, tuvo que suspender su gira por varias capitales europeas y regresar a Londres para hablar con su gabinete, pues los diputados conservadores euroescépticos auspiciaron una moción de confianza, tras rechazar que la primera ministra decidiera postergar la votación sobre el proyecto de acuerdo alcanzado por su país y la Unión Europea (UE) acerca del Brexit, prevista para el 11 de diciembre.

La 'premier' conservadora decidió postergar la votación, que con seguridad iba a perder, ante el rechazo que el pacto generó entre los diputados 'tories' euroescépticos y muchos de la oposición.

Esto debido a que Graham Brady, presidente del Comité 1922, que reúne al grupo 'tory' en la Cámara de los Comunes, recibió las 48 cartas necesarias para comenzar este proceso que podría derivar en la destitución de May.

La noche del miércoles 12 de diciembre se someterá a votación interna en la sala 14 de la Cámara de los Comunes y se conocerán los resultados alrededor de las 21:00 GMT.

May: "lucharé con todas mis fuerzas"

En una declaración ante su residencia oficial londinense de Downing Street, la premier británica aseguró que, "lucharé con todas mis fuerzas", para ganar la votación, para lo que necesita los respaldos de 158 diputados, el 50 % de los parlamentarios conservadores en la cámara baja británica, que está compuesta por 315 curules.

"Debemos y cumpliremos con el voto del referendo (de junio de 2016) y aprovecharemos las oportunidades que hay por delante", afirmó May, que además recalcó que está dispuesta a "finalizar" el trabajo de materializar la retirada del Reino Unido del bloque europeo.

La primera ministra afirmó que elegir en este momento a un nuevo líder conservador supone un "riesgo" para el futuro del país y recalcó que un nuevo dirigente no tendrá suficiente tiempo para reabrir unas negociaciones con la UE sobre el Brexit.

Los euroescépticos que se oponen a May por la frontera entre las Irlandas

En una severa advertencia a los oponentes que apoyaron al Brexit pero ahora lo desafiaron, May dijo que si la derrocaban, la salida de la UE se retrasaría y quizás incluso se detendría.

Los 'tories' euroescépticos manifestaron su oposición al acuerdo del Brexit pactado con Bruselas el pasado 25 de noviembre por la referencia a la salvaguarda pensada para evitar una frontera física entre las dos Irlandas.

Según May, un nuevo líder tendría que retrasar la retirada del país de la UE -el 29 de marzo de 2019- o revocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que el Reino Unido invocó en marzo de 2017 y con el que comenzó el proceso para la salida británica de la UE.

Según afirmó, el líder de la oposición laborista, el izquierdista Jeremy Corbyn, sería el beneficiario de la llegada de un nuevo responsable al frente del partido en el poder.

En caso de que May gane la votación, no podrá realizarse otra por un año, de acuerdo con las reglas de la formación. Pero si May pierde la votación, la formación en el poder iniciará un proceso interno para elegir a un nuevo líder.

En el pasado, tres primeros ministros conservadores británicos (David Cameron, John Major y Margaret Thatcher), cayeron en parte por su política de relacionamiento entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.