Saltar al contenido principal

Theresa May gana voto de confianza y se mantiene como primera ministra del Reino Unido

La primera ministra británica, Theresa May, durante su pronunciamiento luego del voto de confianza de los miembros del Parlamento del Partido Conservador en Londres, Gran Bretaña, el 12 de diciembre de 2018.
La primera ministra británica, Theresa May, durante su pronunciamiento luego del voto de confianza de los miembros del Parlamento del Partido Conservador en Londres, Gran Bretaña, el 12 de diciembre de 2018. Eddie Keogh / Reuters

La primera ministra británica logró superar la moción de confianza que fue convocada por el Partido Conservador para decidir si continuaría al frente del Gobierno en Reino Unido.

Anuncios

Theresa May continuará al frente del Gobierno de Reino Unido. Tras superar la moción de confianza que fue convocada por el Partido Conservador con el objetivo de decidir si la primera ministra seguiría o no al mando, 200 votos a favor le permitieron seguir adelante, pese a los 117 que recibió en contra.

A la votación secreta en la que fue tomada dicha decisión este 12 de diciembre estuvieron llamados en la Cámara de los Comunes todos los diputados miembros del llamado grupo “tory”. Al término de la jornada, el presidente del Comité 1922, Graham Brady, señaló que el resultado de la votación demuestra la confianza del grupo parlamentarios en la gestión de May.

La victoria de la mandataria en esta votación le garantiza no poder volver a ser sometida a otra moción de confianza por parte de su partido en los siguientes 12 meses. Pero, a pesar de ello, sí podría enfrentarse a una moción de censura, aunque solo por cuenta de la oposición laborista.

Minutos después de conocerse la decisión, May se pronunció desde Londres y se refirió a lo que hará este 13 de diciembre cuando se presente ante el Consejo Europeo al continuar con su "misión renovada".

Informe desde Londres: Theresa May logró superar la moción de confianza

"Buscaré garantías legales y políticas que mitiguen las preocupaciones que tienen los parlamentarios sobre este tema"

“He escuchado lo que dijo la Cámara de los Comunes sobre el respaldo de Irlanda del Norte y, cuando vaya al Consejo Europeo de mañana, buscaré garantías legales y políticas que mitiguen las preocupaciones que tienen los parlamentarios sobre este tema. Pero si bien la entrega de Brexit es importante, también debemos enfocarnos en los otros temas que las personas consideran vitales para ellos, que son importantes para ellos hoy”, dijo la premier británica.

Los otros temas sobre los que habló May en su declaración fue la construcción de una economía más sólida, el fortalecimiento de la prestación de los servicios públicos y el restablecimiento de la unidad nacional para hacer que el Estado “realmente funcione para todos”.

Ante le hecho, la diputada conservadora Nicky Morgan aseguró que en este caso prevaleció la razón, mientras que su colega Jacob Rees-Mogg, quien hace parte de los líderes euroescépticos de la formación, calificó los votos contra May como un “resultado terrible”.

Lo que sigue ahora para May es un proceso de gestión diplomática en busca de nuevas concesiones por parte de la Unión Europea con la meta de abonar el camino hacia la aprobación del acuerdo del Brexit.

Uno de los principales temores que impulsaron a la facción de los “tories”, quienes fueron los que activaron la moción de confianza contra May, es que la cláusula de salida de Reino Unido de la Unión Europea deje al país durante varios años más ligado con las estructuras comunitarias ya establecidas.

La preocupación por la salvaguarda de la frontera norirlandesa

En medio de las reacciones, Nigel Dodds, el diputado norirlandés del Partido Democrático Unionista, le hizo una petición a May: que se centre de nuevo en el acuerdo del Brexit, ya que el interés de su partido está precisamente en detallar la manera en la que se dará la salida.

Acerca de la preocupación que mantienen sobre la salvaguarda de la frontera norirlandesa, Dodds aseguró que se reunió con la primera ministra y le expuso las inquietudes ante el mecanismo que evitaría el levantamiento de una “frontera física” entre las dos Irlandas.

Esta frontera se ha convertido en uno de los temas más álgidos en las negociaciones del Brexit y ha limitado a May para sumar respaldo frente a lo acordado con Bruselas.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.