Saltar al contenido principal

"Johnson & Johnson sabía que sus talcos tenían asbesto": Reuters

Johnson & Johnson domina el mercado de los talcos desde hace más de 100 años, según Euromonitor International.
Johnson & Johnson domina el mercado de los talcos desde hace más de 100 años, según Euromonitor International. Mike Blake/Reuters

Tras la publicación del reportaje de la agencia de noticias, la acción de la farmacéutica se desplomó casi un 10% en Wall Street y perdió alrededor de US$40.000 millones en capitalización bursátil.

ANUNCIOS

De acuerdo con la investigación publicada por Reuters el viernes 14 de diciembre, en el año 1997 Darlene Cocker interpuso la primera demanda contra la gigante farmacéutica Johnson & Johnson (J&J), argumentando que los polvos de bebé le causaron cáncer. A sus 52 años, Cocker sufría de mesotelioma, una forma rara y mortífera de cáncer que afecta los tejidos que recubren el tórax, y que se produce por exposición al asbesto.

En ese momento, su abogado, Herschel Hobson, le pidió a la empresa documentación relacionada con pruebas de materiales fibrosos en sus talcos, realizadas entre la década de los años cuarenta a los ochenta. Pero J&J se negó a entregar información, afirmando que la “pesca” de Hobson no mostraría ninguna evidencia relevante. Sin pruebas suficientes, Cocker abandonó el caso. Falleció en el 2009, 12 años después de su diagnóstico y sin conocer la causa de su enfermedad.

Veinte años más tarde, la documentación que Herschel Hobson solicitó ha comenzado a surgir a medida que J&J se ha visto obligada a compartir miles de documentos internos y confidenciales debido a las miles de demandas de otras personas que han contraído cáncer por el uso de los talcos. No solo mesotelioma, sino también cáncer de ovarios. Según Reuters, se trata de alrededor de 11.700 demandantes.

El examen realizado por Reuters de parte de esa documentación “muestra que al menos desde 1971 hasta principios de la década de los 2000, el talco crudo y los polvos terminados de la compañía dieron positivo, en ocasiones, para pequeñas cantidades de asbesto, y que los ejecutivos de la compañía, gerentes, científicos, médicos y abogados se preocuparon por el problema y cómo resolverlo, pero no lo divulgaron a los reguladores ni al público”.

La empresa niega que los talcos contengan asbesto y los mercados responden con ventas masivas

"Los abogados de los demandantes en busca de ganancias financieras personales están distorsionando documentos históricos y creando intencionalmente confusión en la sala de audiencias y en los medios", afirmó Ernie Knewitz, vicepresidente de relaciones globales con los medios de J&J, en una respuesta enviada por correo electrónico a Reuters.

El informe de Reuters mostraría que además de conocer sobre los componentes nocivos presentes en sus talcos, J&J tuvo influencia en los reguladores estadounidenses para limitar las investigaciones sobre los efectos de los talcos en la salud de los consumidores.

Hasta el momento, los resultados de los demandantes en los tribunales han sido modestos. En agosto de 2017, un jurado de Estados Unidos condenó a J&J a pagar 417 millones de dólares por no advertir del riesgo de cáncer vinculado al uso de sus productos de talco y, en julio de 2018, otro jurado ordenó a la compañía a indemnizar con 4.690 millones de dólares a 22 mujeres y sus familias que responsabilizan a sus productos de talco de haberles causado cáncer de ovarios.

Sin embargo, la bolsa sí reaccionó fuertemente a la información publicada por Reuters el 14 de diciembre. La acción de la compañía cayó casi un 10%, con lo que la empresa perdió cerca de 40.000 millones de capitalización bursátil. Se trata de la peor jornada en Wall Street para la compañía desde julio 19 del 2009.

Según datos de Euromonitor Internacional, citados por Reuters, J&J ha dominado el mercado de talcos durante más de 100 años, y sus ventas superan a las de todos los competidores combinados. Aunque los productos de talco contribuyen con una pequeña parte de los ingresos de la empresa estadounidense, han sido vitales en la construcción de la imagen de Johnson & Johnson como una compañía segura y confiable.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.