Saltar al contenido principal

Nicaragua: Policía allanó seis ONG y varios medios de comunicación

La sede del semanario Confidencial tras ser allanada por agentes de la Policía en Managua, Nicaragua, el 14 de diciembre de 2018.
La sede del semanario Confidencial tras ser allanada por agentes de la Policía en Managua, Nicaragua, el 14 de diciembre de 2018. Jorge Torre / EFE

Agentes de la Policía de Nicaragua irrumpieron sin una orden judicial al interior de las sedes de seis ONG y de varios medios de comunicación abiertamente críticos contra el Gobierno de Daniel Ortega.

Anuncios

Sin una orden judicial, así allanaron agentes de la Policía de Nicaragua las sedes de seis ONG y de varios medios de comunicación abiertamente críticos frente al Gobierno del presidente Daniel Ortega.

Los citados allanamientos se producen en medio de la tensión social desatada por la crisis política que afronta esta nación centroamericana desde el mes de abril y que ya deja centenares de detenidos y muertos.

Uno de los ejes de los hechos fue el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, al igual que el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, el Instituto para el Desarrollo de la Democracia, la Fundación del Río, la fundación Popol Na y el Instituto de Liderazgo de las Segovias.

Además de las seis ONG, también fueron allanados tres medios de comunicación: El Confidencial, Esta Noche y Esta Semana. Días antes, la Asamblea Nacional canceló la personalidad jurídica de otras nueve organizaciones entre las cuales figuraban las allanadas por, supuestamente, hacer parte del grupo de organismos que respaldaron el “intento de golpe de Estado” contra Ortega.

Tanto los líderes de los medios allanados como los representantes de las organizaciones afectadas denunciaron a los policías que irrumpieron en sus sedes durante la madrugada y que, en varios casos, agredieron físicamente a los vigilantes de las oficinas para poder acceder y llevarse computadores, documentos, teléfonos móviles e incluso algunos automóviles.

Vilma Núñez, la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, relató que los policías no lograron destruir las puertas, por lo que entraron a través del techo y luego amordazaron al encargado de la seguridad de la sede.

Según las directivas de la Fundación Popol Na, donde pernoctaban algunas madres de varios “presos políticos”, los agentes requisaron una a una las pertenencias y salieron del lugar con objetos de valor.

“La responsabilidad es del presidente Ortega”

Carlos Fernando Chamorro, el director del grupo de medios allanados, quien es hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), fue tajante al denunciar el hecho y al responsabilizar al presidente Ortega por el que considera no es más que un atentado en contra de la prensa crítica.

En su cuenta de Twitter, Chamorro, quien en 2009 fue galardonado con el IV Premio Casa América Catalunya a la Libertad de Expresión en Iberoamérica y al año siguiente ganó el premio María Moors Cabot, repudió lo ocurrido:

El Confidencial también se pronunció ante el allanamiento en redes sociales:

A su turno, Ana María Tello, la coordinadora del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua, aseguró que esta es “una clara violación al derecho de asociación y de libertad de expresión, que son inalienables”.

De acuerdo con los datos suministrados por las organizaciones humanitarias nicaragüenses, la crisis política suma entre 325 y 545 víctimas mortales y más de 600 presos políticos, además de cientos de desaparecidos y decenas de heridos, a pesar de que el Gobierno solo admite que 199 personas han perdido la vida en medio de las manifestaciones.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.