Saltar al contenido principal
Crisis en Sri Lanka

El primer ministro de Sri Lanka renunció a su cargo para evitar profundizar la crisis política

El político esrilanqués Mahinda Rajapaksa en una ceremonia religiosa, después de firmar su dimisión como primer ministro de Sri Lanka, en Colombo, el 15 de diciembre de 2018.
El político esrilanqués Mahinda Rajapaksa en una ceremonia religiosa, después de firmar su dimisión como primer ministro de Sri Lanka, en Colombo, el 15 de diciembre de 2018. Stringer / Reuters

El expresidente Mahinda Rajapaksa dimitió como primer ministro del país, después de que su nombramiento generara hace dos meses una crisis política que paralizó al gobierno.

Anuncios

El controvertido e influyente expresidente esrilanqués, en compañía de familiares y partidarios, en un acto sencillo en su residencia, firmó el documento que proclamaba su renuncia en el cargo como primer ministro de esa nación insular en un intento por devolver la estabilidad al país, que se encuentra al borde de la polarización.

“El cambio de gobierno que la gente esperaba ahora ha tenido que postergarse. Pero las personas definitivamente obtendrán el cambio que sea. Nadie podrá evitar eso”, señaló Mahinda Rajapaksa, en una declaración por escrito, que fue entregada a diferentes medios locales.

Dos mociones de censura por parte del Parlamento

Rajapaksa dimitió del cargo, después que fuera dado a conocer que una corte de apelaciones había rechazado restablecer la plenitud de sus funciones como jefe del Gabinete y como primer ministro, de las que fue removido hace solo dos semanas cuando un tribunal local comenzó a revisar la impugnación de su nombramiento. De hecho, el mismo Parlamento votó hasta dos mociones de censura contra su cargo.

“El principal desafío que debemos afrontar ahora será el de minimizar el daño que pueden hacer las fuerzas destructivas que buscan la restauración de sus posiciones anteriores”, afirmó el expresidente, haciendo alusión al posible regreso como primer ministro de su predecesor, Ranil Wickremesinghe.

Movimientos en la política esrilanquesa

Maithripala Sirisena, el presidente de esta república ubicada en la isla de Ceilán y antigua colonia británica, sustituyó el pasado 26 de octubre de manera sorpresiva al hasta entonces primer ministro Wickremesinghe por el veterano Mahinda Rajapaksa, y suspendió las sesiones del Parlamento un día después.

Cuando el presidente Sirisena se percató que no tendría el apoyo de la mayoría parlamentaria para respaldar su decisión de nombrar a Rajapaksa, el mandatario decidió disolver la Cámara y convocar elecciones anticipadas, aduciendo evitar una polarización en el Parlamento.

Debido a los altibajos en la política del país, el Tribunal Supremo suspendió el pasado 13 de noviembre la medida impuesta por el presidente, que disolvía el Parlamento. Una medida declarada como inconstitucional, lo que llevó a que fuera revocada, junto al llamado a elecciones anticipadas y provocó una mayor parálisis gubernamental.

Para los ciudadanos, el panorama de inestabilidad política de la nación insular, la renuncia de Rajapaksa y la restitución de Wickremesinghe en el cargo de primer ministro, junto a las medidas adoptadas por el Tribunal Supremo, son las primeras acciones para superar esta crisis que tiene bloqueadas decisiones importantes como la aprobación el presupuesto para el 2019.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.