Sri Lanka

Wickremesinghe regresa como primer ministro de Sri Lanka

Ranil Wickremesinghe toma nuevamente juramento como primer ministro ante el presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, en Colombo, Sri Lanka, el 16 de diciembre de 2018.
Ranil Wickremesinghe toma nuevamente juramento como primer ministro ante el presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, en Colombo, Sri Lanka, el 16 de diciembre de 2018. División de Medios del Presidente / Reuters

Ranil Wickremesinghe juró nuevamente como primer ministro de Sri Lanka tras dos meses de haber sido expulsado del cargo. Se espera que su regreso ponga fin a la profunda crisis institucional que vive el país.

Anuncios

Sri Lanka vio por quinta vez jurar a Ranil Wickremesinghe como primer ministro. El acto se produjo un día después de que Mahinda Rajapaksa, quien fue nombrado en su reemplazo, decidiera dar un paso al costado.

La decisión del también exmandatario se dio tras negársele el restablecimiento de sus funciones de las que fue relevado cuando el Tribunal Supremo comenzó a revisar la impugnación de su nombramiento.

Wickremesinghe calificó en Twitter su retorno como "una victoria para las instituciones democráticas de Sri Lanka y la soberanía de los ciudadanos". También agradeció a quienes dijo se mantuvieron firmes en la defensa de la constitución y en "asegurar el triunfo de la democracia".

Al retomar su cargo, el primer ministro también afirmó que garantizaría una mejor situación económica y un mejor nivel de vida para los habitantes del país.

¿El fin de la crisis a la que se enfrenta el Gobierno de Sri Lanka?

Se espera que el regreso de Wickremesinghe ponga fin a una profunda crisis institucional que paralizó la nación después de su destitución el pasado 26 de octubre.

El actual presidente del país, Maithripala Sirisena, había despedido abruptamente a Wickremesinghe debido a desacuerdos sobre decisiones políticas, y en su lugar había puesto a Mahinda Rajapaksa, quien ya había sido primer ministro de 2004 a 2005, y presidente del país de 2005 a 2015.

Pero Rajapaksa no logró conseguir la mayoría en el Parlamento por lo que el presidente tomó la decisión de disolver la Cámara y convocar a nuevas elecciones. El Tribunal Supremo suspendió la medida considerándola inconstitucional y dejando sin más opción al presidente que la de nominar nuevamente a Wickremesinghe.

A raíz de la crisis, el Gobierno sirilanqués no ha logrado aprobar el presupuesto fiscal de la nación para 2019. Antes de que termine el año, este proyecto debe ser presentado por el primer ministro y debatido en la Cámara, de lo contrario podría presentarse una nueva paralización del Gobierno.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24