Saltar al contenido principal
Arte+France 24

El peligroso viaje en 'La bestia' para conseguir el sueño americano

Cada año, 400 000 candidatos al exilio atraviesan México para tratar de cruzar la frontera con los Estados Unidos ilegalmente. La forma más rápida de recorrer los 2500 kilómetros es a lomos de un tren de carga. Los migrantes lo llaman "la bestia".
Cada año, 400 000 candidatos al exilio atraviesan México para tratar de cruzar la frontera con los Estados Unidos ilegalmente. La forma más rápida de recorrer los 2500 kilómetros es a lomos de un tren de carga. Los migrantes lo llaman "la bestia". ARTE

Es la opción más rápida y barata de cruzar México hacia Estados Unidos, pero también la más insegura. Miles de migrantes centroamericanos abordan cada año 'la bestia' para cumplir su sueño, aunque tengan que arriesgarlo todo para conseguirlo.

ANUNCIOS

Un tren de mercancías al que llaman 'La bestia' recorre miles de kilómetros desde el sur de México hasta la frontera estadounidense. En su lomo carga cada año a miles de indocumentados que comparten el mismo anhelo: vivir el sueño americano.

"La bestia es el diablo, pero esta es una bestia de acero que si no tienes cuidado te quita la vida en cualquier momento", dice Fraysy, un migrante hondureño al que el destino le impidió en siete ocasiones cruzar al otro lado. Él ya enterró sus esperanzas de vivir en Estados Unidos, pero ayuda a miles como él enseñándoles cómo subir a 'La bestia', un tren que no tiene horario fijo de partida y llegada.

Un grupo de seis hondureños aguarda en Palenque, una playa en el estado de Chiapas, al sur de México. Para unos es su primer viaje, para otros el tercero. Con su habitual silbato 'La bestia' advierte su llegada. Al momento de subir todo es rápido. Los migrantes se lanzan hacía los vagones en movimiento, pero unos, por miedo, desisten.

"Así es este camino, no muchos pueden lograr el sueño americano", dice uno de los migrantes. Y la aventura, así como los peligros comienzan.

Lugares inhóspitos y delincuencia organizada, un recorrido inevitable

A la intemperie, subidos en el lomo de 'La bestia', los migrantes se exponen a las inclemencias del sol y la lluvia. Cada curva o frenada es un peligro mayor. "Caiga quien caiga en la vía, él no se va a detener, él sigue su camino", dice Fraysy. 'La bestia' ha dejado muchas víctimas a sus espaldas.

El riesgo aumenta con la presencia de carteles del narcotráfico que controlan las zonas por las que atraviesa el tren. Los robos son frecuentes. Los delincuentes matan por zapatos o comida y a veces, lanzan los cuerpos a fosas comunes.

El recorrido puede durar un mes. Deshidratados, con hambre y sin dormir bien, los migrantes se aferran a su sueño para continuar. 'La bestia' pasa por Veracruz. Allí una red de mujeres se solidariza con los viajeros. Preparan arroz, frijoles y tortillas y se las lanzan mientras el ferrocarril está en marcha.

Los gritos de agradecimiento se desvanecen tán rápido como 'La bestia'. Luego, el tren se detiene en el desierto de Chihuahua, el más extenso de América del Norte, que se extiende hacia la frontera de EE. UU. Allí llegan tres de los seis hondureños que quedan. Desde ese punto cruzan el inhóspito desierto caminando. Al otro lado está el sueño.

Después de tantos sacrificios llegan a Estados Unidos temiendo que en cualquier momento puedan ser deportados y tengan que acudir a 'La bestia' para volver a empezar.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.