Saltar al contenido principal

México: Un ritual indígena para dar inicio al Tren Maya

Con un ritual indígena en Palenque, Chiapas, se dio inicio al proyecto del Tren Maya.
Con un ritual indígena en Palenque, Chiapas, se dio inicio al proyecto del Tren Maya. Presidencia de México/Efe

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la obra de infraestructura de más de 1.500 km es un “acto de justicia” con el sureste del país. Conectará cinco estados y costará alrededor de US$7.300 millones.

ANUNCIOS

Tras 12 años de intentos fallidos por parte de gobiernos anteriores, el domingo 16 de diciembre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, realizó una ceremonia para dar inicio a la construcción del Tren Maya.

Emilio Ramón, secretario para el Desarrollo Sustentable de los Pueblos Indígenas de Chiapas, dirigió un ritual en el que representantes de doce etnias mayas pedían permiso a la madre Tierra para realizar este proyecto que cruzará cinco estados: Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

"Me da mucho gusto que estén aquí los pueblos originarios, la verdad más íntima de México. (...) La modernidad nuestra es una modernidad surgida desde abajo, a partir de nuestras culturas y para todos", señaló López Obrador durante la ceremonia celebrada en Palenque, estado de Chiapas.

La presencia de los representantes indígenas responde a las críticas que ha recibido el proyecto por el impacto que puede tener en las poblaciones originarias. Un grupo de intelectuales mexicanos escribió una carta dirigida al presidente mexicano, exigiendo que se realice una consulta con las etnias mayas sobre el proyecto.

Uno de los signatarios de la carta, el doctor Ambrosio Velasco, del Centro de investigaciones filosóficas de la UNAM, le dijo a RFI que el problema es que ni la sociedad y “menos los pueblos originarios de la región”, conocen los detalles del proyecto. “Hay que aclarar que el presidente hizo un compromiso público de hacer la consulta a los pueblos originarios, pero hasta ahora no se ha hecho”, destacó Velasco.

Un proyecto con financiación mixta para reactivar la región “más abandonada”

Durante la ceremonia, López Obrador aseguró que construirá el Tren Maya en cuatro años. Con una inversión estimada en alrededor de 7.300 millones de dólares, la obra tendrá una extensión de más de 1.500 km de longitud; con 15 paradas unirá importantes centros turísticos como Cancún con lugares menos frecuentados como la Reserva de la Biosfera de Calakmul, en Campeche. Según el mandatario, habrá tres tipos de trenes: de carga, turístico y de pasajeros, con descuentos para los habitantes de la región.

Según datos de la Presidencia de México, citados por Efe, en el presupuesto del 2019 se contempla una inversión inicial de unos 295 millones de dólares. Sin embargo, como esto no es suficiente, el gobierno ya hizo un llamado a los empresarios para que participen mediante licitaciones por tramos.

"Este es un proyecto para reactivar la economía en el sureste del país. Para que tengan una idea, llegan alrededor de diez millones de turistas a Cancún, pero solo se dedican a disfrutar de las playas del Mar del Caribe, y no se introducen hacia los estados del sureste, donde existe una riqueza cultural extraordinaria", explicó el presidente.

El gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, señaló que el Tren Maya detonará el "progreso" en la región, de las más pobres de México, lo que redundará en un "mayor índice de desarrollo humano". Según López Obrador, la obra es un “acto de justicia” con la región “más abandonada del país”.

Los impactos ambientales que podría dejar el Tren Maya a su paso

Según información de Presidencia, el tren utilizará una locomotora de biodiesel híbrida para cuidar el medio ambiente. El mandatario mexicano ha asegurado que no se va a talar ni un solo árbol para construir la obra, y que utilizará principalmente derechos de vías e infraestructura ya existente, pero en desuso.

Sin embargo, como señala Velasco, las vías existentes no son suficientes. Así, no es claro cómo se llevará a cabo la obra sin impactar el medio ambiente. Algunos críticos temen que el Tren Maya puede poner en peligro unas 50 especies de animales. La llegada masiva de turistas podría impactar, por ejemplo, la Reserva de Calakmul, en donde hay más de 200 especies de aves y 100 especies de mamíferos endémicos.

Uno de los mayores miedos es el impacto que tendrá el proyecto en el ecosistema del jaguar, que habita mayoritariamente en la zona que recorrerá el Tren Maya.

Con Efe

 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.