Saltar al contenido principal

Perú: registran preocupante aumento de mujeres asesinadas en 2018

Cortesía Agencia Andina

A raíz del referendo sobre las reformas para el sistema judicial y político del pasado domingo 9 de diciembre, sociedad civil e instituciones señalan una oportunidad para integrar mejoras en materia de derechos de las mujeres.

ANUNCIOS

Hace dos semanas los noticieros en Perú informaron el hallazgo del cuerpo de una mujer en un cilindro en uno de los distritos del sur de la capital de Lima.

Marisol Estela Alva, de 25 años, fue reportada como desaparecida el viernes 30 de noviembre. Su cuerpo fue encontrado el 4 de diciembre. La investigación policial indica que la joven fue asesinada y luego mutilada. Su cuerpo fue puesto en un cilindro, este llenado con cemento.

Desde 2009, 1.167 mujeres han sido asesinadas en Perú

Según el Ministerio de la Mujer, 135 asesinatos de mujeres han sido registrados como feminicidios hasta el 10 de diciembre pasado. Estas cifras corresponden a casos en investigación preliminar.

Entre enero y octubre de 2018, 94 asesinatos fueron calificados como feminicidios a raíz de una investigación fiscal, según el Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público. Y desde 2009, 1.167 mujeres fueron asesinadas por el hecho de ser mujeres, según reporta la misma organización.

"Estas cifras que se incrementan son preocupantes", confiesa Elvia Barrios, jueza suprema y presidenta de la Comisión de Justicia de Género del Poder Judicial. "No se está avanzando en prevención y para ello se necesita más (inversión en) comunicación, sensibilización e educación", le dijo a France 24.

En el país, en 2017, 116 feminicidios fueron calificados así por el Ministerio Público. Ese mismo año, la Justicia emitió 107 sentencias condenatorias por este delito, según el Registro Nacional de Condenas del Poder Judicial.

"Existe un problema en los procesos de investigación, explica Beatriz Ramírez, abogada especializada en derechos de la mujer. Hay casos de asesinatos de mujeres que no se procesan como feminicidios sino como homicidios. Y esto se da por una falta de conocimiento y de formación", agrega.

Barrios añade otro problema: "En nuestro país hay una falta de medidas de protección para proteger a las víctimas".

Hasta noviembre pasado fueron registradas 23.049 denuncias por violencia familiar. En ese mismo mes se resolvieron 3.505 con medida de protección y 3.294 con otra resolución. Sin embargo, 20.857 denuncias por violencia familiar no tuvieron ninguna medida de protección otorgada, según las cifras publicadas por la Comisión de Justicia de Género del Poder Judicial.

"Muchas mujeres están en situación de riesgo", explica Eliana Revollar, adjunta para los derechos de la mujer de la Defensoría del Pueblo. "Son mujeres que viven una serie de sucesos violentos previos por los convivientes y parejas", dice.

Los asesinos de las mujeres en Perú resultan ser sobre todo las parejas o exparejas. Hasta octubre pasado, en 2018, 81 mujeres fueron asesinadas por sus parejas, según las conclusiones de las investigaciones fiscales.

Cortesía Agencia Andina

 
"Los hechos de violencia no suceden durante las horas de atención de oficina"

Un informe de supervisión sobre los Centros de Emergencia para la Mujer (CEM), de la Defensoría del Pueblo publicado en noviembre, da cuenta de que desde 1999 (fecha de su creación) se han abierto 296 centros en todo el país. El mayor crecimiento de aperturas de estos refugios se realizó en los últimos cuatro años, cuando habían 226 en 2014 y en 2018 son un total de 296. Es decir unos 17 centros abiertos por año.

Sin embargo, 240 de estos centros atienden de 8:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. y solo 5 tienen una atención las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

"Los hechos de violencia no suceden durante las horas de atención de oficina", advierte Eliana Revollar de la Defensoría del Pueblo. "Por esta razón es necesario revisar los horarios", propone.

El informe recoge que de los 296 centros supervisados, a nivel nacional, la mayoría atiende cinco días a la semana (79%), seguidos por aquellos que funcionan los siete días de la semana (20%).

Por último, la Defensoría encontró que 52 entidades no contaban con el servicio de atención legal, 42 no disponían de un servicio de atención psicológica y 62 no prestaban un servicio de asistencia social al momento de la supervisión.  

La reforma del Poder Judicial, una oportunidad para los derechos de las mujeres

Para Jeannette Llaja, abogada especialista en temas de género, derechos humanos y constitucionales, la reciente aprobación por los peruanos de la reforma del Poder Judicial debería ser una oportunidad para los derechos de las mujeres.

"Se debe atender el problema a la raíz. En nuestro país se naturaliza la violencia. Si bien existe una sensibilización e indignación cada vez más presente en nuestra región, esto se contradice con algunos sectores muy conservadores de la política que no desean aplicar un enfoque de género dentro del sistema estatal", explica la abogada.

Martín Vizcarra, el presidente de Perú, anunció en un mensaje a la nación el pasado miércoles 12 de diciembre  que el proyecto de Ley Orgánica de la Junta Nacional de Justicia (es decir los miembros que elegirán a jueces y fiscales) ya estaba lista para ser presentada al Congreso. Al otro día se reunió con miembros del Congreso y Poder Judicial para entregar el documento. El proyecto propone un artículo sobre la igualdad:

"Durante el proceso de selección de los Miembros de la Junta Nacional de Justicia y, en el ejercicio de sus funciones, queda proscrito todo tipo de discriminación contra la mujer y otras personas en situación de vulnerabilidad. Se fomenta la adopción de medidas necesarias para la participación de la mujer en los procedimientos estipulados en la presente Ley".

Así mismo, el proyecto estipula que "la Junta Nacional de Justicia está integrada al menos por tres miembros titulares mujeres y tres miembros titulares hombres".

Además, hace mención a la vacancia de los miembros de la Junta Nacional de Justicia en casos de violencia contra la mujer: "tener sentencia o resolución judicial firme por violencia contra la mujer o los integrantes del grupo familiar, de conformidad con la ley de la materia".

La abogada Jeannette Llaja añade que la reforma debería plantear claramente un enfoque de género en los procesos de selección de los magistrados. "Tendremos que ver cómo se van a capacitar los jueces y fiscales y especializar en los derechos de las mujeres".

La Ley 30364, del 2015, para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, hace mención al cuidado y el trabajo que deberían hacer el Poder Judicial y Ministerio Público al respecto, explica a France 24 la abogada Beatriz Ramírez.  

"Si bien la capacitación está en otra ley, se deben leer de manera integradas", recuerda.

Esta ley obliga a ambas instituciones a respetar el debido proceso de las investigaciones en casos de violencia contra las mujeres, la elaboración necesaria de guías y protocolos para la actividad científico-forense así como en los procesos judiciales para uniformizar criterios de atención y valoración.

El proyecto de Ley Orgánica de la Junta Nacional de Justicia será evaluado por el Congreso y Poder Judicial. El Estado peruano tiene en sus manos la posibilidad de mejorar la justicia para los derechos de las mujeres, después de un año en el que las cifras de feminicidios aumentaron más en la última década.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.