Saltar al contenido principal

Maduro no es invitado a posesión de Bolsonaro "por respeto a los venezolanos"

El presidente brasileño electo, Jair Bolsonaro, en Brasilia, el 5 de diciembre de 2018.
El presidente brasileño electo, Jair Bolsonaro, en Brasilia, el 5 de diciembre de 2018. Adriano Machado / Reuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no asistirá a la posesión de su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro. El jefe entrante de la diplomacia del país carioca tomó esta decisión “por respeto al pueblo venezolano”.

ANUNCIOS

El equipo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, no quiere que Nicolás Maduro asista a la investidura prevista para el 1 de enero.

“Por respeto al pueblo venezolano, no hemos invitado a Nicolás Maduro a la posesión del presidente Bolsonaro”, expresó en las redes sociales el futuro ministro de Asuntos Exteriores del gobierno ultraderechista, Ernesto Araújo.

“No hay lugar para Maduro en una celebración de la democracia y del triunfo de la voluntad popular brasileña. Todos los países del mundo deben dejar de apoyarlo y unirse para liberar a Venezuela”, agregó el próximo canciller de Brasil, identificado por su cercanía ideológica con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Por su parte, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, aseguró que Maduro sí fue invitado a la posesión de Bolsonaro pero que “jamás” consideró asistir.

Tradicionalmente, todos los jefes de los Estados suramericanos son invitados a la juramentación de los presidentes brasileños. Pero Jair Bolsonaro, electo el 28 de octubre con el 55 % de los votos, criticó con vehemencia al Gobierno de Maduro a lo largo de su campaña.

Dijo que Brasil estaría en una situación similar a la de Venezuela, golpeada por una grave crisis socioeconómica, si su opositor izquierdista, Fernando Haddad, era elegido.

Al igual que los otros países vecinos de Venezuela, Brasil enfrenta un gran flujo migratorio de venezolanos que huyen de la situación en su país.

El miércoles 12 de diciembre, el presidente Nicolás Maduro acusó a Estados Unidos de implementar un plan “para asesinarlo” con la ayuda de los Gobiernos conservadores de Brasil y Colombia.

Acusaciones que el heredero de Hugo Chávez reiteró el lunes 17 de diciembre durante un desfile militar, asegurando que este plan se haría “con el apoyo, con el financiamiento de la Casa Blanca”.

Con AFP y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.