Brexit

Gobierno británico empieza a trabajar para enfrentar un Brexit sin acuerdo con la UE

Ciudadanos británicos se manifiestan a favor del Brexit a la salida del Parlamento. Londres, 11 de diciembre de 2018.
Ciudadanos británicos se manifiestan a favor del Brexit a la salida del Parlamento. Londres, 11 de diciembre de 2018. Henry Nicholls / Reuters

Una salida de la Unión Europea sin acuerdo ha sido catalogada como el peor escenario para la economía británica, sin embargo, el Gobierno de Theresa May ya empezó a trabajar para enfrentar este posible panorama.

Anuncios

Cuando faltan 100 días para que se produzca la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el Gobierno británico anunció que dara "prioridad operativa" a preparase para un Brexit sin acuerdo con Bruselas.

La decisión obedece a la notoria tensión que se vive en el Parlamento británico, que llevó a la primera ministra Theresa May a cancelar la votación del acuerdo de Brexit, prevista para el 11 de diciembre por falta de apoyos.

La mandataria ya fijó el voto para el 14 de enero y la oposición la acusa de retrasar el pronunciamiento del Parlamento para evitar que se discutan salidas alternativas al acuerdo que ella logró con Bruselas.

Los planes de contingencia ante un posible Brexit sin acuerdo con Bruselas

Entre los planes anunciados este martes, 18 de diciembre, por el Gobierno se encuentra destinar más de 2.500 milones de dólares repartidos entre los diferentes departamentos gubernamentales para implementar iniciativas de contingencia.

Asimismo, enviar correos electrónicos para asesorar y preparar a 80.000 compañías para el 29 de marzo, día en que se produciría la salida definitiva.

De igual forma, 3.500 soldados, regulares y de reserva, permanecerán "en alerta" por si deben asistir a otros entes del Gobierno, por ejemplo en puertos o aeropuertos.

Además, el Ejecutivo destacó que destinará espacio dentro del servicio de ferris para asegurar el transporte regular de suministros médicos.

Las implicaciones de un Brexit sin acuerdo

Que Reino Unido deje la Unión Europea sin acuerdo ha sido expuesto como un escenario de crisis para la economía británica.

En noviembre pasado, el Banco de Inglaterra alertó que la libra podría depreciarse hasta un 25% al mismo tiempo que se dispararía la inflación al 6,5%. Asimismo, el producto interno bruto caería alrededor de un 8% hasta 2023 y el desempleo subiría hasta ubicarse en 7,5%.

Entre las posibles repercusiones destacadas por el Gobierno también se encuentran un aumento en las tarifas telefónicas y en las comisiones bancarias, una posible escasez de medicamentos o una descoordinación del transporte.

El Ejecutivo ha pedido a todos los ciudadanos que se preparen para el impacto pues no hay garantía de que ni las empresas ni los consumidores puedan continuar accediendo a los bienes del mercado común sin impuestos adicionales.

Otra de las consecuencias de una salida sin pacto podría ser el regreso a una frontera dura entre Irlanda del Norte y la República del Irlanda, una situación que la primera ministra busca evitar.

Con Reuters y EFE.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24