Crisis migratoria

Estados Unidos y México anuncian acuerdo millonario para intentar frenar la migración ilegal

Un migrante, parte de una caravana de Centroamérica que intenta llegar a los Estados Unidos, se prepara para una comida mientras celebra el día internacional de los migrantes en un refugio temporal en Tijuana, México, 18 de diciembre de 2018.
Un migrante, parte de una caravana de Centroamérica que intenta llegar a los Estados Unidos, se prepara para una comida mientras celebra el día internacional de los migrantes en un refugio temporal en Tijuana, México, 18 de diciembre de 2018. Mohammed Salem / Reuters

Un programa de asistencia bilateral sería la respuesta de los dos países para frenar el incesante flujo migratorio centroamericano.

Anuncios

Estados Unidos prometió más de 10 mil millones de dólares para adelantar programas de desarrollo en América Central y México, como parte de un plan que quiere fortalecer la economía de la región y detener la migración ilegal.

El acuerdo es un espaldarazo del Gobierno Trump a las políticas exteriores de la nueva administración de Andrés Manuel López Obrador y compromete millones de dólares adicionales para programas existentes de ayuda.

El anuncio se da luego de las amenazas de Donald Trump de recortar la ayuda a la región si la inmigración ilegal no era contenida. Y tras el seguimiento mediático de las caravanas de migrantes que en medio de las campañas de medio término polarizaron la opinión de los estadounidenses.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador propuso en varias ocasiones que antes que cerrar la frontera, el gobierno de Estados Unidos debía desarrollar las empobrecidas economías de Honduras, El Salvador y Guatemala como la mejor medida para reducir el flujo migratorio.

¿Un nuevo punto de partida para las relaciones entre México y Estados Unidos?

El acuerdo bilateral despeja las dudas de los críticos que veían con escepticismo las nuevas relaciones entre el Gobierno republicano de Donald Trump y el de izquierda de López Obrador.

“Finalmente, vemos que México y Estados Unidos están en la misma página y enfrentan la migración centroamericana como un asunto regional, no como algo que un país deba tratar solo”, dijo Christopher Wilson, director del Instituto Mexicano Wilson Center, en Washington.

Marcelo Ebrard, ministro de Exteriores de México, dijo que Washington adelantó 5.800 millones de dólares para planes de desarrollo en Centroamérica y además aumentará la inversión pública y privada en México vía la Corporación de Inversión Privada en el extranjero (Overseas Private Investment Corporation o OPIC, en inglés) por un monto de 4.800 millones de dólares.

“Los acuerdos establecidos significan que la inversión extranjera al sur de México será más del doble desde 2019”, dijo el ministro durante una conferencia de prensa en la capital mexicanas.

Un funcionario del Departamento de Estado de EE. UU. agregó además que habría más recursos disponibles para el sur de México, si “se presentan proyectos comercialmente viables.”

En contraste, la administración del presidente Donald Trump ha hecho más duras las políticas migratorias. En 2018, por ejemplo, menos del 14% de los hondureños ganaron sus casos de asilo y por lo menos 22.000 hondureños fueron deportados de regreso a su país, uno de los más pobres y violentos de América.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24