Saltar al contenido principal

¿Quiénes ganan y quiénes pierden con el retiro de las tropas de EE. UU. en Siria?

Soldados turcos y estadounidenses realizan la primera patrulla conjunta fuera de Manbij, Siria, el 1 de noviembre de 2018.
Soldados turcos y estadounidenses realizan la primera patrulla conjunta fuera de Manbij, Siria, el 1 de noviembre de 2018. Arnada Jones/Ejército de EE. UU. concedida a Reuters

La decisión de Donald Trump, de retirar sus tropas en Siria causó todo tipo de reacciones. Desde las críticas de sus colegas en Washington, el rechazo de Francia y la preocupación de las fuerzas democráticas sirias, hasta la aprobación de Rusia.

ANUNCIOS

Tras el anuncio de Donald Trump de la victoria sobre el Estado Islámico en Siria y su determinación de retirar las tropas estadounidenses del país árabe, son diversas las predicciones sobre lo que sucederá en el territorio, que atraviesa su octavo año de guerra civil entre el gobierno de Bashar al Assad y la oposición armada; a la par, el territorio se convirtió en un campo de batalla subsidiaria entre Rusia y Estados Unidos, cada cual con sus aliados a la espalda.

Ahora que los soldados estadounidenses abandonarán el país, se predicen consecuencias importantes para la región. De los primeros en mostrar preocupación fueron los combatientes del grupo de las Fuerzas Democráticas Sirias, la alianza militar de milicias kurdas, árabes, que participan en la guerra civil y que eran respaldados y capacitados por los soldados estadounidenses.

Para las milicias, la retirada estadounidense permitirá que el Estado Islámico se reagrupe en una etapa crítica del conflicto, y es que el grupo, que actualmente recibe apoyo de unos 2.000 soldados norteamericanos, está en la etapa final de una campaña para recuperar áreas capturadas por el Estado Islámico.

Paralelamente enfrentan la amenaza de Turquía que hace amagues de una incursión militar, pues considera a los combatientes kurdos de YPG, que encabezan la agrupación, como un grupo terrorista.

Trump quiere que “otros finalmente luchen”

El presidente Donald Trump defendió el jueves su decisión, a pesar de las críticas de algunos colegas republicanos, de miembros del Pentágono y de la preocupación de los aliados internacionales.

En su cuenta de Twitter el mandatario aseguró que su decisión fue coherente con su promesa de campaña de dejar medio oriente; para Trump Estados Unidos estaba haciendo el trabajo de otros países, incluidos Rusia e Irán, y era el "momento para que otros finalmente luchen", escribió.

Pero su argumento no fue convincente para algunos republicanos que emitieron críticas y rechazaron el no haber sido informados previamente; opinaron que la medida solo aumentaba el alcance de Rusia e Irán, países que apoyan al presidente sirio Bashar al Assad.

En el Congreso, el Senador Marco Rubio, por el estado de Florida, fue uno de los que increpó al mandatario citando a un enviado del gobierno sobre la lucha contra Estado Islámico:

"La razón detrás de la decisión por parte del gobierno es que ya no hay necesidad de una presencia estadounidense en Siria porque el ISIS ha sido derrotado. Pero hace apenas una semana, el propio enviado del presidente a la Coalición Global contra ISIS dijo (…) que el fin de ISIS será una iniciativa mucho más a largo plazo”.

Desde el extranjero también llegaron críticas. Francia, que tiene 1.000 soldados en Siria, ya inició contactos con la Casa Blanca para discutir el plazo y las condiciones para la retirada de las tropas estadounidenses, de manera que se evite una nueva crisis humanitaria.

La ministra de Defensa francesa, Florence Parly, reconoció en Twitter que el grupo militante sí se debilitó y perdió alrededor del 90% de su territorio, pero dijo que la batalla no había terminado.

"El Estado Islámico no ha sido borrado del mapa ni tiene sus raíces. Los últimos rastros de esta organización terrorista deben ser derrotados militarmente de una vez por todas", dijo.

Rusia está de acuerdo con Trump. El Estado Islámico fue derrotado

Contra la corriente de rechazo hacia la decisión de Trump, su homólogo ruso, Vladimir Putin, aseguró estar en gran medida de acuerdo con el presidente de Estados Unidos sobre la derrota del grupo ilegal, aunque se declaró escéptico de que Washington realmente se retirara.

Afirmó que, "¿Estados Unidos ha estado presente en Afganistán por cuánto tiempo, 17 años? Cada año dicen que están retirando tropas de allí, y aun permanecen allí".

De momento no se tienen fechas específicas de la salida de tropas del país árabe, pero el mandatario dijo que sería cuestión de meses y posteriormente, funcionarios en condición de anonimato también afirmaron que la retirada incluye el fin de la campaña aérea estadounidense contra el Estado Islámico en esa parte del mundo.

Con Reuters y AFP.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.