Saltar al contenido principal

El aeropuerto de Gatwick en Londres reanuda su actividad después del caos de los drones

Un avión EasyJet se prepara para despegar de la pista en el aeropuerto Gatwick, al sur de Londres, Reino Unido, el 21 de diciembre de 2018, ya que los vuelos se reanudaron luego del cierre por la presencia de varios drones.
Un avión EasyJet se prepara para despegar de la pista en el aeropuerto Gatwick, al sur de Londres, Reino Unido, el 21 de diciembre de 2018, ya que los vuelos se reanudaron luego del cierre por la presencia de varios drones. Ben Stansall / AFP

Más de 800 vuelos se reanudaron en el aeropuerto de Gatwick en Londres después del caos provocado por la presencia de unos drones en la pista, que obligó a la suspensión de los despegues y aterrizajes.

ANUNCIOS

Luego de que dos aviones no tripulados, o drones, fueran vistos sobrevolando la pista del aeropuerto Gatwick de Londres y esto ocasionara la cancelación de varios vuelos que afectaron a más de 100.000 pasajeros en plena temporada de vacaciones navideñas, este viernes 21 de diciembre la pista se reabrió hacia las 6:30 a.m. (hora local).

Así lo anunció hoy un portavoz del aeropuerto, uno de los más importantes del Reino Unido que no interrumpía actividades desde 2010 por una nube de cenizas volcánicas.

El aeropuerto, ubicado a las afueras de Londres y por el que pasan más de 32 millones de personas al año, tenía programados para ayer 765 vuelos y se esperaba que viajaran 110.000 pasajeros. El caos obligó a Gatwick a desviar desde el miércoles vuelos a otros aeropuertos e, incluso, a ciudades como París y Amsterdam.

Gatwick tenía programados para este viernes 837 vuelos, pero ha cancelado 155, de los que 64 tenían previsto despegar y 91 aterrizar. La aerolínea de billetes baratos Ryanair informó hoy de que ha decidido trasladar todos sus vuelos que iban a operar en Gatwick al aeropuerto de Stansted

Aunque las principales aerolíneas, como EasyJet, anunciaron que se reanudó la actividad, los operarios de Gatwick recomendaron a los pasajeros que se pusieran en contacto con sus aerolíneas antes de acudir a la terminal aérea y advirtieron de que se esperan retrasos y cancelaciones de vuelos en el transcurso de la jornada.

En las dos terminales que tiene Gatwick -la sur y la norte- se vieron largas colas de pasajeros para despachar sus maletas, después de que ayer cientos de personas, algunas con niños pequeños, tuvieran que dormir en el suelo o en los asientos de los pasillos.

50 drones fueron observados en un periodo de 24 horas en Gatwick

La Policía informó anoche de que se observaron drones hasta 50 veces durante un periodo de 24 horas desde el miércoles por la noche, cuando debieron suspenderse los vuelos.

En declaraciones a la emisora ​​británica Sky, el jefe de policía adjunto de la policía de Sussex, Steve Barry, dijo que el último avistamiento del avión no tripulado fue alrededor de las 10:00 p.m del jueves, que "le ha dado cierta confianza al aeropuerto" para volver a abrir el viernes.

Barry también dijo que la cadena perpetua era la sentencia máxima que el operador de un avión no tripulado podría obtener si es declarado culpable "por poner en peligro el aeropuerto, por poner en peligro la aeronave".

También aseguró que la policía tenía "medidas implementadas ahora donde si el avión no tripulado aparece en términos de respuesta física, en términos de respuesta técnica, deberíamos estar en una posición mucho mejor ahora para rastrear y capturar el avión no tripulado".

El Ejército británico se sumó ayer a la búsqueda de la persona que ha operado por control remoto estos vehículos, después de que las fuerzas del orden no pudieran localizar al responsable.

La Policía de Sussex, sur de Inglaterra, donde está Gatwick, admitió que este ha sido un incidente "deliberado" para alterar la actividad operativa en el segundo aeropuerto británico.

Las fuerzas del orden han calificado el trabajo para localizar a los responsables de "minucioso", "difícil" y de "desafío".

Los responsables deberían "ir a la cárcel por mucho tiempo", dijo el ministro de Transportes

El ministro de Transportes, Chris Grayling, no descartó hoy la posibilidad de que el incidente sea una protesta ecologista.

"Esto aún no está claro, no hemos completado las investigaciones, la Policía está siguiendo varias pistas, hay varias especulaciones, podría ser una protesta medioambiental pero sinceramente no lo sabemos", afirmó Grayling en unas declaraciones a la BBC.

El titular de Transporte recalcó que él o los autores del incidente del jueves tendrán que "ir a la cárcel durante mucho tiempo" y no quiso especular sobre la posibilidad de que los aparatos fuesen operados por un Gobierno extranjero.

"No quiero especular sobre eso, sinceramente no sabemos quién es o cuál es el motivo. Creo que es poco probable, pero en este momento no descartamos nada", subrayó.

En el Reino Unido, manipular estos vehículos cerca de aeropuertos, puede tener penas de hasta cinco años de cárcel.

Con Reuters, AFP y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.