Saltar al contenido principal

Carlos Ghosn, expresidente de Nissan, arrestado de nuevo por la justicia de Japón

Carlos Ghosn, presidente de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, asiste a una conferencia de prensa en el segundo día de prensa del Auto Show en París.
Carlos Ghosn, presidente de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, asiste a una conferencia de prensa en el segundo día de prensa del Auto Show en París. Regis Duvignau / Reuters

La Fiscalía de Japón anunció nuevos cargos contra el expresidente de la compañía automotriz Nissan. Carlos Ghosn deberá responder por más de US$16 millones que la empresa perdió durante la crisis financiera de 2008.

Anuncios

Horas después de que los tribunales japoneses decidieron liberar al expresidente de la casa automotriz Nissan, Carlos Ghosn, fue arrestado por tercera vez, acusándole esta ocasión por abuso de confianza.

La decisión del juez se produjo justo cuando parecía que el empresario podría ser puesto en libertad bajo fianza. Los fiscales tienen 48 horas para solicitar al Tribunal de Tokio que Ghosn sea detenido durante 10 días y luego se solicite una prórroga de 10 días más.

El jueves 20 de diciembre un tribunal de Japón rechazó una solicitud para prorrogar su detención, lo que significaba que podía quedar libre. Sin embargo, este nuevo arresto del 21 de diciembre se da por nuevas acusaciones en su contra.

Ghosn deberá responder por abuso de confianza agravado

Las autoridades japonesas acusan a Carlos Ghosn de abuso de confianza agravado porque supuestamente el directivo de Nissan se benefició personalmente de la empresa causándole un importante daño financiero. En este caso, los fiscales dicen que se sospecha que Ghosn trasladó pérdidas de inversión personal de alrededor de 1,85 mil millones de yenes ($ 16.6 millones) a Nissan Motor Co Ltd en octubre de 2008.

Ni el abogado de Ghosn, Motonari Otsuru, ni el mismo Ghosn, han respondido a esta última acusación de la justicia japonesa. Su defensa ha negado sistemáticamente todas las acusaciones formuladas en el pasado.

Ghosn fue arrestado el 19 de noviembre junto con otro ejecutivo, Greg Kelly. Los abogados defensores confiaban en que ambos salieran bajo fianza el mismo viernes.

El ejecutivo también es acusado por manipular los ingresos de Nissan

El titán de la industria automotriz pasó el último mes en prisión por denuncias de mala conducta financiera y por ocultar US$80 millones de ingresos en Japón.

Ghosn fue arrestado por primera vez el 19 de noviembre en Tokio y acusado formalmente el 10 de diciembre de no informar sus ingresos durante cinco años hasta marzo de 2015.

Luego fue arrestado nuevamente el 10 de diciembre por acusaciones de no informar sus ingresos en los siguientes tres años, pero aún no ha sido acusado de ello.

Si el ejecutivo automotriz es declarado culpable de los anteriores cargos podría pagar hasta 10 años de prisión y/o una multa de 10 millones de yenes (US$ 89.800), según han informado los entes reguladores japoneses.

Si se liberara a Ghosn bajo fianza, podría tener restricciones para viajar al extranjero, aunque los permisos de viaje se podrían conseguir dependiendo de los casos estudiados.

Ghosn es de ascendencia libanesa pero nacido en Brasil y con ciudadanía francesa. En Francia le decían “Le Cost Killer” (el eliminador de costos), por los recortes que hizo para revivir a Renault. Estudió ingeniería en París e inició su carrera en Michelin, ocupando cargos en Francia y Brasil.

La detención de Ghosn también ha puesto en duda el futuro de la Alianza, un grupo mundial de fabricación de automóviles que incluye a Renault, Nissan y Mitsubishi. Nissan y Mitsubishi despidieron a Ghosn como presidente después de su arresto el mes pasado. Pero Renault ha optado por nombrar a un director general adjunto temporal para que asuma la dirección de la firma.

Con Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.