Argentina

Confirman procesamiento y prisión preventiva para Cristina Fernández por caso de los cuadernos

La expresidenta y senadora argentina Cristina Fernández durante un foro en Buenos Aires. 19 de noviembre de 2018.
La expresidenta y senadora argentina Cristina Fernández durante un foro en Buenos Aires. 19 de noviembre de 2018. Eitan Abramovich / AFP

La justicia argentina ratificó el procesamiento, con juicio oral, para la antigua mandataria por presuntos delitos de corrupción cometidos durante su mandato.

Anuncios

La Cámara Federal no le ha dado un buen cierre de año a la expresidenta Cristina Fernández. Este tribunal de apelaciones confirmó que la antigua mandataria y hoy senadora será procesada por el conocido como caso de los cuadernos.

Se trata de una serie de sobornos entre los años 2003 y 2015, cuando gobernó Cristina y su fallecido esposo Néstor Kirchner. A ella se la acusa de haber liderado esta trama y este viernes también se confirmó su pedido de prisión preventiva.
Cristina habría recibido sobornos en efectivo por parte de empresarios a la hora de entregar concesiones de obras públicas.

La justicia argentina también confirmó un embargo de 1.500 millones de dólares para Fernández. Ella respondió a través de la red social Twitter insinuando que detrás de esta medida se encuentra el presidente Mauricio Macri: “Digo yo: ¿Dónde se escribirán las sentencias? Todo a pedido y a medida de Macri”.

El juez Claudio Bonadio es quien está a cargo de esta causa y también pide el procesamiento para varios exfuncionarios y empresarios. La Cámara Federal aceptó dicha solicitud para un total de 37 personas.

El aforamiento protege a Cristina de la cárcel

Se espera que con esta ratificación de la Cámara Federal, el juez Bonadio solicite el retiro del fuero parlamentario a la expresidenta. Es un paso que en principio no prosperaría ya que Fernández cuenta con un respaldo mayoritario en el Senado. De hecho, ya en el pasado un pedido de desafuero no salió adelante.

Desde su defensa aseguraron a la Agencia EFE que el caso “es una lucha política y judicial y cuando llegue a juicio oral caerá en la nulidad absoluta”. Y es que para Cristina este es un proceso político, tanto así que ella se refiere a la investigación como “el caso de las fotocopias”.

La indagación comenzó a mediados de año y se basa en las fotocopias de unos cuadernos que pertenecían a un conductor del Ministerio de Planificación. En esos apuntes aparecían traslados de dinero y nombres de funcionarios y empresarios.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24