Muro fronterizo EE.UU.

Trump amenaza de nuevo con parálisis de gobierno si Senado no aprueba fondos para construir el muro fronterizo

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla en un proyecto de ley de agricultura que se firma en Washington, el 20 de diciembre de 2018.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla en un proyecto de ley de agricultura que se firma en Washington, el 20 de diciembre de 2018. Jim Young / Reuters

Donald Trump amenazó con un largo cierre de gobierno si el Senado no aprueba este 21 de diciembre, antes de medianoche, la legislación de gastos que incluye más de 5.000 millones de dólares para financiar el muro fronterizo.

Anuncios

El Senado debate este 21 de diciembre un proyecto de ley que la Cámara de Representantes aprobó anoche para financiar los gastos públicos de la Administración de Trump.

El proyecto, con recursos para el Gobierno hasta el 8 de febrero, salió adelante con 217 votos republicanos y 185 demócratas. Sin embargo, es improbable que el Senado apruebe dineros para el muro con México por 5.000 millones de dólares porque los demócratas tienen suficientes votos para bloquearlo pese a ser minoría.

Ante esa situación, Trump advirtió a través de su cuenta en Twitter que si no se aprueban los recursos para construir el muro entre Estados Unidos y México, habría un "largo" cierre de gobierno.

"Los demócratas, cuyos votos necesitamos en el Senado, probablemente votarán contra la seguridad fronteriza y el muro, aunque saben que lo necesitamos desesperadamente (...) ¡La gente no quiere fronteras abiertas y crimen", escribió el magnate.

El mandatario de los americanos también escribió un tweet para presionar al líder de la mayoría republicana del Senado:

"El senador Mitch McConnell debería luchar por el muro y la seguridad fronteriza tan fuerte como lo haría por cualquier otra cosa. Necesitará votos demócratas, pero como muestra la Cámara de Representantes, cosas buenas pueden ocurrir".

Se necesitan 60 votos demócratas para conseguir fondos para el muro

Aunque el congresista McConnell lideró un consenso entre republicanos y demócratas para financiar la Administración de Trump hasta febrero, para el mandatario esta propuesta no es suficiente si no incluye el presupuesto buscado para construir completamente la barrera fronteriza.

Este 21 de diciembre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estará reunido con senadores republicanos en la Casa Blanca para discutir el tema. Sin embargo, es difícil llegar a un acuerdo y conseguir los 60 votos demócratas necesarios para su aprobación, a menos de 24 horas de terminarse el cierre del trabajo legislativo.

Los demócratas tomarán en enero el control de la Cámara de Representantes y podrán bloquear la financiación del muro en ambas cámaras, razón por la que Trump considera que esta es una de sus últimas oportunidades para financiar el muro.

Migrantes, parte de una caravana de miles de habitantes de Centroamérica que intentan llegar a Estados Unidos, caminan junto al muro fronterizo mientras intentan cruzar de México a EE.UU. el 11 de diciembre de 2018.
Migrantes, parte de una caravana de miles de habitantes de Centroamérica que intentan llegar a Estados Unidos, caminan junto al muro fronterizo mientras intentan cruzar de México a EE.UU. el 11 de diciembre de 2018. Carlos Garcia Rawlins / Reuters

Un cierre administrativo afectaría los pagos de empleados públicos

De llegarse a un cierre administrativo, sería el tercero que enfrenta Trump desde que llegó al poder a principios de 2017. El primer cierre se produjo en enero y se alargó durante tres días; mientras que el segundo, en febrero, duró apenas unas horas.

Las tres cuartas partes de los programas gubernamentales están totalmente financiados hasta el final del año fiscal federal del próximo 30 de septiembre, incluidos los del Departamento de Defensa, el Departamento de Trabajo y Servicios de Salud y Humanos.

it
Robert Valencia: "la construcción de un muro no la veo factible"

Pero el financiamiento para otras agencias, incluido el Departamento de Seguridad Nacional, el Departamento de Justicia y el Departamento de Agricultura, expirará a la medianoche del viernes. Un cierre de gobierno dejaría a varios trabajadores federales sin su sueldo hasta que se resuelva la disputa. Los parques nacionales también cerrarían a menos que el Gobierno los declare esenciales.

Pero los programas federales masivos sobre pensiones y atención médica continuarán funcionando, al igual que los militares, el poder judicial federal y el control del tráfico aéreo.

Tampoco se verá afectado el Servicio Postal de los EE. UU., encargado de los envíos y paquetes antes de Navidad, porque es una agencia independiente.

Si se produce el cierre, no es probable que se resuelva hasta después del Año Nuevo, cuando los demócratas tomen el control de la Cámara de Representantes.

La amenaza de este caos presupuestal administrativo en EE. UU. alimenta las inquietudes de los inversionistas a lo largo de la trayectoria del crecimiento económico mundial a medida que las acciones mundiales extienden una venta masiva.

Con esa nueva pelea entre Trump y el legislativo, el presidente está tratando de cumplir una promesa de campaña de 2016 que fue construir el muro fronterizo. Sin embargo, los recursos aún no están garantizados. Demócratas y republicanos deberán ponerse de acuerdo para conseguir los votos mayoritarios que incluyan este rubro en el nuevo presupuesto de Estados Unidos para el próximo año.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24