Ataque en Afganistán

Afganistán: decenas de muertos deja un ataque a un edificio gubernamental en Kabul

Fuerzas de seguridad afganas custodian el sitio del ataque en Kabul, el 24 de diciembre de 2018.
Fuerzas de seguridad afganas custodian el sitio del ataque en Kabul, el 24 de diciembre de 2018. Omar Sobhani, Reuters

Un ataque contra el Viceministerio de Mártires y Discapacitados en la capital afgana provocó, al menos, 28 fallecidos y 20 heridos. El hecho ocurre días después de que Estados Unidos anunciara el retiro de parte de sus tropas en Afganistán.

Anuncios

Un ataque contra un edificio gubernamental en Kabul dejó, al menos, 28 muertos, en su mayoría empleados públicos, y más de 20 heridos tras una explosión y tiroteo que se extendió durante siete horas y finalizó en la noche del lunes 24 de diciembre.

La ofensiva inició en horas de la tarde, cuando un atacante suicida hizo estallar su automóvil fuera del Ministerio de Obras Públicas. Inmediatamente después, dos militantes irrumpieron en el edificio del Viceministerio de Mártires y Discapacitados y tomaron rehenes, a la vez que se enredaron en un intercambio de disparos con los soldados afganos.

Las fuerzas de seguridad efectuaron un recorrido piso por piso en la edificación para intentar rescatar a más de 350 personas, aunque debieron realizar el procedimiento con precaución para garantizar la integridad de los rehenes.

Finalmente, según informó Nasrat Rahimi, portavoz del Ministerio del Interior, los oficiales lograron rescatar a 357 empleados gubernamentales, mientras que los heridos fueron trasladados a hospitales de la zona y se encontraban en condición “estable”.

En tanto, además de las 28 víctimas y el atacante suicida, la policía mató a los otros dos militantes y un oficial también falleció en el tiroteo.

De momento, ningún grupo se adjudicó la autoría del atentado ejecutado en la dependencia encargada de distribuir pensiones y compensaciones a personas discapacitadas y familias de fallecidos en el conflicto y durante ataques insurgentes. El edificio se encuentra Macroyan, una zona residencial y populosa de Kabul.

Un ataque que empaña las conversaciones de paz

El hecho ocurrió días después de un nuevo encuentro entre los talibanes y los representantes de Estados Unidos, la tercera ronda de diálogo que busca crear condiciones para la paz en un país atravesado por una guerra que ya lleva 17 años.

Los integrantes del grupo islamista no aceptaron participar en conversaciones con el gobierno afgano, aunque sí optaron por encontrarse con referentes de Washington en Emiratos Árabes Unidos. Entre los temas tratados –que ambas partes acordaron consultar con sus líderes- está la retirada de tropas internacionales de Afganistán.

Precisamente, el ataque en Kabul ocurrió luego de que el jueves 20 de diciembre trascendiera que el presidente estadounidense Donald Trump planea retirar entre 5 mil y 7 mil de los 14 mil soldados estadounidenses en Afganistán.

Las tropas del país norteamericano conforman la mayor parte de la misión de apoyo para entrenar y asesorar a las fuerzas afganas que luchan contra los talibanes y el grupo Estado Islámico. Otros forman parte de una misión antiterrorista.

La posible salida de Estados Unidos de Afganistán hizo crecer la incertidumbre en el gobierno de Kabul, aunque para los talibanes y algunos analistas podría significar un paso adelante en la búsqueda de la paz.

Estados Unidos entró en guerra en Afganistán en 2001, tras los ataques del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas y el Pentágono en Washington, para expulsar a los militantes talibanes que respondían al militante de origen saudí Osama bin Laden, quien fue apuntado como ideólogo de los atentados.

Sin embargo, Afganistán y, más precisamente, Kabul, han sido escenario de reiterados ataques contra edificios gubernamentales a lo largo del año, perpetrados por los grupos islamistas que buscan restaurar un gobierno bajo una interpretación dura de la ley islámica.

En medio de la difícil situación de seguridad, el presidente afgano Ashraf Ghani nombró el domingo 23 de diciembre como ministros interinos de Defensa e Interior a dos ex jefes de los servicios de inteligencia, oponentes intransigentes de los talibanes.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24