Saltar al contenido principal

Kevin Spacey se defiende de abuso sexual actuando como su personaje Frank Underwood

El actor Kevin Spacey habla en esta imagen fija tomada de un video de YouTube, publicado el 24 de diciembre de 2018.
El actor Kevin Spacey habla en esta imagen fija tomada de un video de YouTube, publicado el 24 de diciembre de 2018. Kevin Spacey YouTube / Reuters

El actor estadounidense reapareció reencarnando a Underwood, protagonista de ‘House of Cards’, después de ser imputado de agresión sexual indebida al hijo de una expresentadora de noticias. Spacey recibirá estos cargos el 7 de enero.

Anuncios

Mal día para ser Kevin Spacey o su personaje álter ego Frank Underwood. El 24 de diciembre, el actor y director estadounidense fue imputado por abuso sexual a un joven de 18 años, en un hecho que aconteció en 2016 y que juzgó el fiscal Michael O'Keefe desde Nantucket, Massachusetts (EE. UU.).

Precisamente fue allí donde Spacey, en un bar de la localidad, agredió hace dos años a la supuesta víctima, hijo de una periodista de televisión de Boston, llamada Heather Unruh. Fue Unruh la que en noviembre de 2017 presentó la denuncia, alegando que el oscarizado sirvió una bebida alcohólica a su hijo para luego meterle la mano en los pantalones, y tocarle los genitales: un episodio del que el adolescente tuvo que huir espantado, justo cuando el actor se ausentó para ir al baño.

“El demandante ha demostrado una tremenda cantidad de coraje al presentarse (…) Que se presenten los hechos, se aplique la ley pertinente y se emita un veredicto justo”, ha afirmado el abogado del hijo de Unruh, Mitchell Garabedian.

Ante esta situación, la fiscalía de Nantucket llevó a cabo una audiencia pública el 20 de diciembre, y el 24 decidió finalmente imputar al actor los cargos de agresión indebida y agresión violenta, que le serán comunicados al actor el 7 de enero de 2019.

Kevin Spacey en Twitter: “Let Me Be Frank”

No es la primera vez que el premio Oscar por “American Beauty” es acusado de mala conducta sexual, siendo una de las caras del movimiento de protesta #MeToo (“#YoTambién) contra las agresiones sexuales. Sin embargo, sí es la primera ocasión en la que Kevin Spacey, de 59 años, se enfrenta a la justicia por un acto penal. Algo que podría llevarle a una condena de hasta cinco años de cárcel, según la agencia de noticias AP.

Su abogado no se pronunció, pero sí lo hizo el mismo actor, poco después del comunicado de O'Keefe. Bajo el título “Let Me Be Frank” (“Déjenme ser franco”), Spacey se defendió con un video subido a Twitter, en el que adopta la imagen de su icónico personaje Frank Underwood (de la serie ‘House of Cards’) y en el que no dice ni una palabra explícita sobre la imputación o lo ocurrido en Massachusetts. Sin embargo, el contexto está presente.

Spacey, que hacía un año que guardaba silencio, arranca su monólogo interpelando al público con un: “No creerá lo peor sin una evidencia, ¿verdad? Usted no se apresuraría a juzgar sin hechos, ¿verdad?”. Mientras que después, en un extraño escenario culinario, asegura: “Puedo prometerle esto: si no pagué el precio por las cosas que ambos sabemos que hice, ciertamente no voy a pagar el precio por las cosas que no hice”.

Un discurso que sorprende, en primer lugar, porque Netflix despidió a Spacey de la serie y hoy la usa como alegato en su defensa; y, en segundo lugar, porque el actor termina diciendo que “pronto sabrá toda la verdad”. Por el momento, el suspenso ya lo ha creado la justicia hasta el día 7 de enero.

Con AP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.