Saltar al contenido principal

Migración hacia EE. UU.: muere un segundo niño de Guatemala bajo custodia estadounidense

Un amigo y su familia llevan un ataúd con los restos de Jakelin Caal, una niña de 7 años que se entregó a los agentes fronterizos de los EE. UU. y murió luego de desarrollar una fiebre alta mientras estaba bajo la custodia de la Aduana y Protección Fronteriza de los EE. UU. Su funeral fue en su pueblo natal de San Antonio Secortéz, en Guatemala, el 25 de diciembre de 2018.
Un amigo y su familia llevan un ataúd con los restos de Jakelin Caal, una niña de 7 años que se entregó a los agentes fronterizos de los EE. UU. y murió luego de desarrollar una fiebre alta mientras estaba bajo la custodia de la Aduana y Protección Fronteriza de los EE. UU. Su funeral fue en su pueblo natal de San Antonio Secortéz, en Guatemala, el 25 de diciembre de 2018. Carlos Barria / Reuters

Un menor de ocho años falleció en un hospital de Nuevo México, luego de haber sido detenido por cruzar la frontera mexicana. Se trata del segundo niño que muere en diciembre bajo custodia de Estados Unidos.

Anuncios

Un niño de ocho años de edad, originario de Guatemala, murió en la madrugada del 25 de diciembre en un hospital del estado de Nuevo México, horas después de haber sido detenido por cruzar de manera ilegal la frontera que une a Estados Unidos con México.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en su nombre en inglés) fue la encargada de dar la noticia sobre el pequeño, que había emigrado en compañía de su padre. Sin embargo, según el relato de la CBP, fue un agente fronterizo el que se percató de una “posible enfermedad” del niño, por lo que se decidió trasladarlo al centro Gerald Champion Regional, en la ciudad de Alamogordo, para examinarlo.

Ya en el hospital, los médicos le diagnosticaron un resfriado común con fiebre y lo dieron de alta durante la Nochebuena. Pero tuvieron que regresar por náuseas y vómitos, hasta que finalmente el menor falleció.

Por el momento se ignora la causa oficial de la muerte, ni cuánto tiempo estuvieron bajo custodia. No obstante, esta se produce en un contexto de crisis migratoria a las puertas de EE. UU., con el presidente Donald Trump exigiendo un muro de contención y el Gobierno declarado en cierre parcial ante la falta de consenso sobre este tema. La gravedad es que esta es la segunda muerte de un niño migrante bajo custodia estadounidense en el mes de diciembre.

En cuestión las medidas de la Patrulla Fronteriza de EE. UU.

Ante este escenario, la Cancillería de Guatemala, informada por agentes de la Patrulla Fronteriza de EE. UU., ha solicitado al país una investigación “clara” y en “resguardo” del debido proceso, con informes médicos. Y es que, según la directora guatemalteca de Comunicación Social, Marta Larra, aún no tienen ni los datos ni los nombres del menor y del padre.

Solo el cónsul del país centroamericano en Phoenix, Óscar Padilla Lam, se ha trasladado hasta Alamogordo “a la espera de poder entrevistar al padre del menor, para conocer su versión de los hechos”, frente a las medidas de la Patrulla.

Un procedimiento similar tuvo lugar el pasado 8 de diciembre, cuando la niña Jakelin Caal Maquín, de siete años, perdió la vida en un hospital de El Paso, en Texas. También había intentado ingresar a EE. UU. con su padre (a través de una zona desértica de Nuevo México), y también había estado bajo competencia del Gobierno estadounidense. Aunque este, pese a su deshidratación y fiebre, negó cualquier responsabilidad o denuncia de activistas y miembros demócratas que criticaron a las autoridades por ocultar su muerte durante una semana.

Precisamente, este 25 de diciembre, la pequeña Jakelin fue enterrada en su natal San Antonio Secortéz, en el norte del país, donde fue velada por familiares y amigos, mientras su padre intenta obtener un permiso de trabajo en EE. UU. para enviar recursos al resto de la familia.

Para el director de las Américas Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, estas muertes “encienden todas las alarmas sobre las políticas migratorias (del presidente Donald Trump)”, que afectan especialmente a migrantes menores procedentes de El Salvador, Honduras y Guatemala.

Con Reuters, AP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.