Crisis migratoria

Revelan detalles de la autopsia realizada al niño guatemalteco muerto bajo custodia estadounidense

Autoridades estadounidenses anunciaron que tendrán mayores controles médicos con los niños migrantes en custodia para evitar nuevas muertes en el futuro.
Autoridades estadounidenses anunciaron que tendrán mayores controles médicos con los niños migrantes en custodia para evitar nuevas muertes en el futuro. Mohammed Salem / Reuters

Los resultados revelaron que el menor padecía gripe pero no determinan si fue la causa real de la muerte. Las autoridades estadounidenses realizarán mayores controles médicos a los migrantes para evitar casos similares en el futuro.

Anuncios

El equipo médico que investiga las causas de la muerte del niño guatemalteco mientras se encontraba bajo la custodia de la patrulla fronteriza determinó que el menor tenía gripe. Así lo dieron a conocer a través de un comunicado.

El grupo de galenos, creado por el Parlamento del estado de Nuevo México en 1972, practicó una autopsia al cuerpo del niño. Tras examinar sus pulmones y mucosas revelaron que los exámenes dieron positivo para Influenza virus B, uno de los causantes de la gripe pero no precisaron si esta fue la causa de la muerte.

“Para determinar la causa precisa de la muerte, se necesita una evaluación adicional de otras muestras de laboratorio", destaca el comunicado emitido.

De acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) el menor identificado como, Felipe Gómez, de ocho años murió a las 23:48 horas del día 24 de diciembre en un hospital de Nuevo México, Estados Unidos.

Felipe y su padre fueron detenidos el 18 de diciembre cerca de la localidad de El Paso (Texas, Estados Unidos) luego de cruzar de manera ilegal la frontera con México. Desde ese entonces, fueron trasladados a varios centros hasta ser llevados a Alamogordo, en Nuevo México el 23 del mismo mes.

Fue en esa localidad donde un agente fronterizo observó que el niño no se encontraba bien de salud por lo que fue trasladado al hospital Gerald Champion Regional. Allí le diagnosticaron un resfriado común y fue dejado en observación al presentar fiebre alta.

Luego de ser dado de alta, debió regresar al hospital al presentar náuseas y vómitos, donde finalmente murió.

Este es el segundo caso de un menor migrante que muere bajo la custodia de las autoridades estadounidenses en menos de 21 días. El 8 de diciembre la menor, Jakelin Caal Maquín, de 7 años de edad perdió la vida mientras era atendida en un hospital de la población de El Paso, Texas.

Gobierno estadounidense responsabiliza a los traficantes de personas

Representantes de la administración de Donald Trump han eludido cualquier compromiso con respecto a las muertes y han señalado como responsables a los traficantes y a los propios padres de los niños de poner en riesgo la vida de los menores.

La situación provocó que la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, anunciara cambios en la política de atención a los migrantes bajo custodia con lo cual buscan prevenir futuras muertes de menores.

A través de un comunicado, Nielsen manifestó que debido a la situación los menores “recibirán una evaluación más completa práctica” tan pronto como sea posible al ser detenidos. Agregó que todos han recibido una evaluación médica exhaustiva al momento de su detención.

“Ahora está claro que los migrantes, particularmente los niños, enfrentan cada vez más problemas médicos y albergan enfermedades causadas por su largo y peligroso viaje”, expresó Nielsen.

Con EFE, AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24