República Democrática del Congo

Protestas en las ciudades opositoras de RD Congo en las que se retrasaron las elecciones

Seguidores del candidato opositor Martin Fayulu en las calles de Beni durante protestas electorales. 27 de diciembre de 2018.
Seguidores del candidato opositor Martin Fayulu en las calles de Beni durante protestas electorales. 27 de diciembre de 2018. REUTERS / Samuel Mambo

La decisión de la Comisión Electoral (CENI) de excluir de los comicios unas zonas al oeste del país africano terminaron en protestas y el saqueo de un centro de tratamiento de ébola.

Anuncios

Las elecciones para reemplazar a Joseph Kabila, en el poder desde el 2001 en República Democrática del Congo, han sido una carrera de obstáculos. Programadas inicialmente para el domingo 23 de diciembre, y pospuestas hasta el 30, no han estado exentas de acusaciones de fraude, manifestaciones y violencia.

La última decisión de la Comisión Electoral de excluir algunas ciudades por tener presencia de milicias o por razones de la epidemia del ébola, terminaron en protestas. Las ciudades excluidas son fortines de la oposición y por lo menos un millón de votantes no podrían participar en los próximos comicios electorales. Las calles de Beni, una de las ciudades, se llenaron de manifestantes que fueron dispersados con tiros al aire por las fuerzas de seguridad. Uno de los manifestantes dijo a Reuters: "Necesitamos otro presidente que nos gobierne, si eso no pasa vamos a generar caos desde hoy hasta que una solución sea encontrada."

Unas elecciones vistas como una oportunidad de cambio

Joseph Kabila reemplazó a su padre en el poder, Laurent-Desire Kabila, presidente de 1997 a 2001, año en que fue asesinado. Y aunque ha habido una reducción significativa de la pobreza, sigue siendo uno de los países más pobres del mundo. Según el Banco Mundial, la República Democrática del Congo está en el puesto 176 entre 187 países medidos. Además, para enero de 2018 contaba con 4,5 millones de desplazados internos que huían de la violencia política.

En ese contexto las próximas elecciones son vistas como una oportunidad de cambio para las fuerzas de oposición. Además del anuncio de la Comisión Electoral (CENI) de suspender las elecciones, el Gobierno ha venido endureciendo su postura antes de las elecciones. El ministro de Exteriores anunció la expulsión del embajador de la Unión Europea, luego de que ese organismo renovara las sanciones contra el Gobierno y la coalición del candidato presidencial oficialista Emmanuel Ramazani Shadary.

La coalición de la oposición detrás del candidato presidencial Martin Fayulu convocó una huelga general a nivel nacional para protestar por la exclusión de las ciudades. “El CENI ha cruzado una línea roja, esto es demasiado” dijo su director de campaña.

El brote de ébola, otro ingrediente más en RD Congo

Beni, Butembo y sus entornos rurales vienen luchando contra el segundo brote más letal de la historia desde agosto en el que más de 350 personas han muerto. Las autoridades habían repetido que la epidemia no era obstáculo para celebrar las elecciones, algo que contradice la decisión que tomó la Comisión Electoral el miércoles 26 de diciembre. En los choques en la ciudad de Beni uno de los centros de atención a los pacientes con ébola fue saqueado y 24 pacientes huyeron. Tres de ellos fueron localizados y las autoridades estaban coordinando el regreso de otros 17 a los que ya se les habían hecho las pruebas y habían dado negativo.

Mukwege, Nobel de Paz 2018, regresó a su pueblo natal

Denis Mukwege, premio Nobel de Paz, regresó el jueves al país y luego de ser recibido como un héroe, dijo ante una multitud: "La emergencia ahora es salvar el proceso electoral que está estancado. El CENI y las autoridades de nuestro país deben cumplir con sus responsabilidades."

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24