Caso Benalla

Exresponsable de seguridad de Macron de nuevo en el ojo del huracán por uso del pasaporte diplomático

Un hombre sostiene una pancarta que dice "Entonces, Benalla, ya no te vemos en las fiestas" mientras asiste a una manifestación durante un día nacional de protesta del movimiento "chalecos amarillos" en París, Francia, el 8 de diciembre de 2018.
Un hombre sostiene una pancarta que dice "Entonces, Benalla, ya no te vemos en las fiestas" mientras asiste a una manifestación durante un día nacional de protesta del movimiento "chalecos amarillos" en París, Francia, el 8 de diciembre de 2018. Piroschka van de Wouw / Reuters

El exresponsable de seguridad del presidente francés, Alexandre Benalla, está bajo el escrutinio público porque supuestamente continua usando el pasaporte diplomático y porque se estaría beneficiando de su estatus.

Anuncios

En verano fue despedido por un escándalo que afectó incluso el Gobierno del presidente Emmanuel Macron. Y el nombre de Alexandre Benalla ha vuelto a sonar. Esta vez por unos controvertidos trabajos como consultor.

El Gobierno francés confirmó que le había pedido a Alexandre Benalla más detalles de varios viajes que habría realizado a países africanos. Además, le pidió no continuar diciendo que esos viajes tenían relación con misiones oficiales.

El escándalo de Benalla fue un momento decisivo en la popularidad del presidente Macron del que no se ha recuperado del todo y se suman a la crisis que enfrenta por las protestas de los llamados chalecos amarillos.

En julio de 2018 un video salió a la luz pública en la que veía al exasesor de seguridad del presidente francés golpeando un manifestante en una marcha. Macron lo despidió, pero sus opositores lo acusaron de haberse demorado mucho en reaccionar.

El jefe de gabinete, Patrick Strzoda, le pidió a Benalla que dé toda la “información relevante” sobre su trabajo como consultor, de acuerdo a fragmentos de una letra publicadas en el periódico Le Monde. También pidió a Benalla adherirse a “protocolos estrictos de confidencialidad, relacionados con sus responsabilidades anteriores.”

Benalla habría viajado a Chad semanas antes que Macron visitará ese país el 22 de diciembre, lo que atrajo la atención de los críticos que se preguntan cuál sigue siendo la relación con el mandatario francés.

Benalla en respuesta habría dicho al diario francés Le Monde: “hoy soy un consultor, he estado en 10 países de África. Y no voy a dejar de hacerlo.” Según medios de comunicación locales, algunos de esos viajes los habría hecho haciendo uso de su pasaporte diplomático que recibió como parte de su anterior trabajo.

Los índices de aprobación del presidente francés Emmanuel Macron cayeron a cerca del 20% en diciembre.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24