Saltar al contenido principal
Ciencia y tecnología

La exitosa cirugía realizada a un feto en el vientre de su madre

El hijo de Serrie Sharp sufría de una malformación congénita llamada espina bífida, que puede incapacitar a una persona desde el momento del nacimiento. Sin embargo, la cirugía fetoscópica permitió corregir el defecto y Jaxson nació sano.

ANUNCIOS

Era una decisión arriesgada pero, al final, la mejor para el futuro de Jaxson.

El bebé venía con una malformación congénita conocida como espina bífida que ocurre cuando la columna vertebral no cierra correctamente durante el primer mes de gestación.

Esta condición, según su gravedad, puede causar graves problemas motrices, acumulación de líquido en el cerebro o trastornos digestivos y respiratorios.

Sin embargo, los médicos les propusieron a sus padres una opción que podía corregir el defecto: una cirugía fetoscópica.

Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo en el que tres tubos pequeños y delgados son introducidos en el útero. Uno de ellos contiene una cámara y los otros dos, elementos para la cirugía.

Tras el procedimiento, al que Jaxson fue sometido a los siete meses de gestación, el bebé nació con movimiento en las piernas y sin ningún síntoma de su condición previa.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.