Saltar al contenido principal

China logra aterrizar en la cara oculta de la Luna

Esta es la primera foto de la cara oculta de la Luna captada por la sonda Chang'e 4, que ha marcado un nuevo hito para China dentro de su programa espacial al convertirse en el primer país que logra alunizar en el lado oscuro de la superficie lunar el 3 de enero de 2019.
Esta es la primera foto de la cara oculta de la Luna captada por la sonda Chang'e 4, que ha marcado un nuevo hito para China dentro de su programa espacial al convertirse en el primer país que logra alunizar en el lado oscuro de la superficie lunar el 3 de enero de 2019. EFE / Foto cedida por la Administración Espacial Nacional China (CNSA).

El gigante asiático colocó por primera vez un aparato de exploración sobre la superficie lunar invisible desde la Tierra.

ANUNCIOS

El módulo de exploración Chang'e 4 alunizó a las 10:26 hora de Beijing, la capital de China. Inmediatamente envió una foto de la superficie lunar al satélite chino Queqiao, que orbita en torno a la Luna, según informaron los medios de comunicación chinos.

Al contrario de lo que ocurre con la cara de la Luna más cercana a la Tierra, ninguna sonda ni robot de exploración había tocado el suelo de esta otra parte del satélite natural.

La maniobra, para la cual China se preparaba hace años, no deja de ser una hazaña, pues la cara oculta es montañosa y accidentada, llena de cráteres, mientras que la cara visible es más llana.

"Logramos un resultado extremadamente preciso, el aterrizaje fue suave y en una ubicación ideal en el corazón del área que buscábamos", dijo Sun Zezhou, ingeniero en jefe de la Misión Chang'e 4, en la televisión estatal CCTV.

El otro desafío era lograr comunicar con el robot lunar pues, al estar oculta, esta otra cara de la Luna no tiene una “línea de mira” directa para transmitir las señales. El robot deberá realizar estudios sobre radio frecuencia baja, los recursos minerales y las posibilidades para el cultivo de tomates y otras plantas.

¿China potencia espacial?

"Estamos creando una potencia espacial, y en este sentido el evento es particularmente importante y simbólico", se felicitó Wu Weiren, ingeniero en Jefe del Programa de Exploración Lunar China.

Efectivamente para lograr este alunizaje China debió enviar primero en mayo el satélite Queqiao a orbitar en torno al astro para hacer de puente entre el módulo de exploración y la Tierra.

La maniobra tuvo que hacer frente a las bajas temperaturas de la noche lunar, que dura 14 días terrestres, y que llegan a -173°C. Y para más dificultad, el explorador Chang'e 4 fue enviado al polo sur de la Luna, concretamente al valle de Aitken, donde el terreno es especialmente escarpado.

Ni el primero ni el último alunizaje chino

Esta es la segunda vez que China envía un robot a nuestro satélite natural. En el 2013 fue el pequeño Yutu que estuvo activo durante 31 meses en la cara visible de la Luna.

El programa espacial chino tiene un presupuesto millonario y es manejado por el Ejército. Hasta ahora ha colocado satélites en órbita para la observación de la Tierra, de telecomunicaciones e incluso para un GPS propio, el Beidou.

Pronto esperan enviar un robot a Marte y humanos a la Luna. En 2022 debería estar operando su primera Estación Espacial, “el palacio celeste”. Será la única en el 2024 cuando se jubile la Estación Espacial Internacional, conocida por sus siglas en inglés ISS, en la que trabajan actualmente Estados Unidos, Rusia, Japón, Europa y Canadá.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.