'Chalecos amarillos'

50 mil personas marchan en Francia en una jornada de “violencia extrema” según Macron

Un policía antidisturbios camina durante una manifestación de los 'chalecos amarillos' en París, Francia. 5 de enero de 2019.
Un policía antidisturbios camina durante una manifestación de los 'chalecos amarillos' en París, Francia. 5 de enero de 2019. Gonzalo Fuentes / Reuters

Es la primera protesta de los ‘chalecos amarillos’ en el año. Son unas marchas que se repitieron en París, Burdeos, Lille, entre otras ciudades. El presidente Emmanuel Macron condenó la violencia que se registró.

Anuncios

Son ya ocho los fines de semana de manifestación que han impulsado los ‘chalecos amarillos’ en Francia en cerca de dos meses. En esta ocasión, 50 mil personas se movilizaron en el país según el Ministerio del Interior, siendo una cifra lejana a los cientos de miles que se llegaron a registrar entre noviembre y diciembre.

Ciudades como Burdeos, Lille o Lyon fueron epicentro de grandes concentraciones. En París, salieron cuatro mil manifestantes y de nuevo hubo momentos de caos con autos incendiados y enfrentamientos con las autoridades. “Llevamos 15 o 20 años apretándonos el cinturón. Hemos tenido suficiente.
Estamos aún en una era de nobles y sirvientes en 2019”, expresaba uno de los participantes en la capital. Sophie, otra protestante, decía con megáfono: “Vamos a manifestarnos aquí cada sábado”.

Manifestantes de la movilización 'chalecos amarillos' marchan en París. 5 de enero de 2019.
Manifestantes de la movilización 'chalecos amarillos' marchan en París. 5 de enero de 2019. Gonzalo Fuentes / Reuters

Este movimiento surgió como un rechazo a una subida en el precio de los combustibles y terminó ampliando su abanico de peticiones a tal nivel que demanda también la salida del presidente Emmanuel Macron. Entre sus seguidores figuran trabajadores de clase media, que denuncian mayor atención por parte del Gobierno.

Emmanuel Macron: “una violencia extrema vino a atacar la república”

Macron condenó los incidentes de esta jornada a través de Twitter. El jefe de Estado declaró que “una vez más, una violencia extrema vino a atacar la república” e hizo un llamado para que “pueda producirse el debate y el diálogo”.

Aunque no hizo una mención explícita, los ‘chalecos amarillos’ fueron uno de los temas principales de la alocución de Navidad del presidente. En aquella ocasión, Macron también rechazó los actos violentos.

Para el mandatario, esta movilización está siendo uno de sus retos más grandes en los 18 meses que lleva en el poder. Macron cedió al anunciar un aumento del salario mínimo, pero desde algunos sectores de la protesta consideran esa concesión como insuficiente.

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24