Saltar al contenido principal

Cuba y la debatida publicación del texto de la nueva Constitución

Una bandera cubana en La Habana el 27 de diciembre de 2018.
Una bandera cubana en La Habana el 27 de diciembre de 2018. Yander Zamora / EFE

Aunque el borrador final no modifica el sistema político cubano, reconoce la necesidad de la inversión extranjera y define el límite de solo dos mandatos presidenciales consecutivos.

Anuncios

El borrador final de la nueva Constitución cubana está listo. Luego de las 760 enmiendas hechas a la primera propuesta, las autoridades de la isla publicaron el documento de 16 páginas que pasaría a actualizar la carta magna que está vigente desde 1976, en caso de ser aprobada en el referendo del 24 de febrero.

Dicha publicación, que será comercializada en las oficinas de la Red Postal Nacional por un valor de cinco centavos de dólar, fue autorizada por el Parlamento de Cuba el 22 de diciembre y también cuenta con una versión digital disponible para consulta y descarga en las plataformas tanto del diario estatal Granma, como el del sitio Cubadebate.

Tras la publicación del primer borrador, el documento fue sometido a una consulta popular que contó con la participación de cerca de nueve millones de cubanos y en la que, por primera vez, la comunidad migrante pudo sentar su voz.

Las modificaciones que introduce el texto final

Aunque el texto no modifica el sistema político y ratifica las aspiraciones comunistas, sí establece un límite para los mandatos presidenciales consecutivos, el cual sería solo de dos periodos.

Y es que fue justo ese uno de los puntos eje de las enmiendas, pues en el primer borrador de la reforma constitucional el término “comunismo” había sido eliminado.

Algunas de las novedades que incluye el documento son: el reconocimiento de la propiedad privada, la institución de las figuras tanto de presidente como de primer ministro y la eliminación del artículo que abriría el espectro ante el respeto por la libertad de prensa y la aprobación del matrimonio gay.

De acuerdo con lo declarado por el expresidente Raúl Castro en el discurso que pronunció con motivo de la conmemoración de los 60 años de la Revolución Cubana, el primero de enero, esta reforma a la Constitución contará con el “respaldo mayoritario” por parte de los ciudadanos.

Sobre el desarrollo del referendo en el que los cubanos responderán a la pregunta “¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República?", Castro se mostró seguro y convencido de que en las urnas triunfará el respaldo socialista.

La puja digital entre el "sí" y el "no"

Pese a la prohibición a la realización de campañas políticas que reina en Cuba, algunas organizaciones y funcionarios estatales están utilizando las redes sociales en favor de la promoción del “sí” al texto final.

Como muestra de ello, en su cuenta de Twitter, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, se refirió al referendo e impulsó su respaldo al catalogar al documento como una carta sobre lo que quiere conseguir la isla.

Mientras Díaz-Canel no cesa en su batalla digital, grupos opositores lideran la elección del “no” mediante la etiqueta #YoVotoNo, la cual ha sido utilizada incluso por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos:

Pero más allá de los acalorados debates en las redes sociales, de los punzantes reproches entre socialistas y opositores, del aislamiento económico y los sueños de los balseros en busca de una vida más libre. Más allá de todo, los cubanos tienen una nueva decisión en sus manos, la de elegir entre ratificar o no una Constitución que limita la permanencia de un líder en el poder.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.