Crisis migratoria

Malta permite el desembarco de 49 migrantes que llevaban 19 días en el mar

El buque Professor Albrecht Penck, operado por la ONG alemana Sea-Eye, cerca de la isla maltesa de Filfla. 8 de enero de 2019.
El buque Professor Albrecht Penck, operado por la ONG alemana Sea-Eye, cerca de la isla maltesa de Filfla. 8 de enero de 2019. Darrin Zammit / Reuters

Las autoridades maltesas permitirán el desembarco de los viajeros, que habían sido rescatados hace 19 días, e indicaron que serán repartidos a ocho países de la Unión Europea.

Anuncios

La espera de 49 migrantes que llevaban 19 días en el mar terminó. El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, anunció que permitirá el desembarco de los viajeros que se encontraban a bordo de dos buques.

El primero, el Sea-Watch 3, operado por un grupo humanitario alemán, les salvó la vida a 32 personas cerca de las costas de Libia el pasado 22 de diciembre; y el segundo, el Professor Albrecht Penck, a cargo de la ONG Sea-Eye, que rescató a otros 17 viajeros el 29 de diciembre.

A través de Twitter, la tripulación del Sea Watch aseguró que la Unión Europea por fin "liberó a sus rehenes" y destacó que "nuestros huéspedes tienen un destino seguro".

Desde entonces, ambos barcos habían estado desplazándose entre aguas de Malta e Italia pero no habían podido atracar por la negativa de las autoridades de permitir el desembarco de los migrantes.

En sus declaraciones, Muscat aclaró que los viajeros serán repartidos en ocho países de la Unión Europea.

Previamente, el director de la misión Sea-Watch, Philipp Hahn, había señalado que el principal problema de las personas a bordo del buque era que mostraban “problemas mentales, estrés y un deterioro es su estado de salud mental”.

“No somos peces, no somos tiburones, somos seres humanos como todos los demás. Hicimos este cruce, arriesgamos nuestras vidas para llegar a Europa, y ahora que hemos llegado, Europa se niega, y no sabemos por qué”, resaltó Bob Kiangala, un migrante de República Democrática del Congo.

Y es que el pasado 4 de enero, en una muestra de desespero, uno de los viajeros saltó al agua tratando de llegar hasta la orilla, pero la tripulación lo devolvió al buque.

Con Reuters.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24