Saltar al contenido principal

Un tribunal de Myanmar rechazó la apelación de los periodistas de Reuters

Los periodistas detenidos de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, llegan a una corte en Rangún, el 27 de agosto de 2018.
Los periodistas detenidos de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, llegan a una corte en Rangún, el 27 de agosto de 2018. Foto de archivo, Ann Wang, Reuters

La corte consideró que la defensa no presentó pruebas suficientes para demostrar la inocencia de Wa Lone y Kyaw Soe Oo, los reporteros que están cumpliendo una pena de 7 años de cárcel por la supuesta violación de la Ley de Secretos Oficiales.

ANUNCIOS

Los periodistas de la agencia de noticias británica Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, encarcelados mientras realizaban una investigación de la matanza de rohingyas en Myanmar, continuarán en prisión luego de que un tribunal de Rangún desestimara su recurso de apelación.

El juez a cargo de la causa, Aung Naing, consideró que la defensa de los reporteros no presentó "suficientes evidencias" para justificar la inocencia de los comunicadores, quienes están cumpliendo una condena de 7 años de reclusión desde septiembre de 2018 por la supuesta violación de la Ley de Secretos Oficiales, una norma que rige desde la época colonial.

El magistrado consideró que la pena fue "un castigo adecuado" para los periodistas y la defensa ahora tiene 60 días para evaluar la opción de presentar un nuevo recurso ante el Tribunal Supremo del país, ubicado en la capital Naipyidó.

Than Zaw Aung, uno de los letrados de los reporteros, indicó que hablarán con ellos para escuchar su "voluntad" sobre esa posibilidad. En caso de recurrir, la decisión del Supremo es la última instancia y su fallo dejará el caso en firme.

En la audiencia de apelación desarrollada el 24 de diciembre pasado, los abogados de los periodistas de la existencia de una organización policial y la falta de pruebas de delito. Los letrados argumentaron que el tribunal inferior que dictó la condena había colocado erróneamente la carga de la prueba sobre los acusados.

Asimismo, la defensa recalcó que los fiscales no probaron que los periodistas hayan reunido información secreta, enviado datos a un enemigo de Neymar o que tuvieran la intención de dañar la seguridad nacional.

Pese a esto, el juez Aung Naing consideró que los reporteros habían tenido un comportamiento con la intención de dañar al país. El magistrado citó reuniones entre Wa Lone y miembros de las fuerzas de seguridad, así como un cuaderno hallado en la casa del reportero que contenía el número de teléfono de un miembro del Ejército de Arakan, un grupo armado de rebeldes étnicos sobre el que había informado mientras cubría las negociaciones de paz muchos años atrás. Al respecto, Wa Lone había testificado que ese número no funcionaba y que no tenía contacto con esa organización.

"Se pueden tomar medidas contra ellos si, a juzgar por su comportamiento y características, parece que dañarán la seguridad nacional y los intereses del país", subrayó Aung Naing, a la vez que sostuvo que la defensa no había probado que los arrestos hayan sido organizados por las autoridades.

La esposa de uno de los reporteros dijo que perdió "toda mi esperanza"

El rechazo a la apelación de los periodistas desmoralizó a sus familiares y allegados, que guardaban esperanzas de una reversión de la condena.
Poco después del veredicto, la esposa de Kyaw Soe Oo, Chit Su Win, aseguró, entre lágrimas, que perdió "toda mi esperanza".

Por su parte, el presidente y editor en jefe de la agencia Reuters, Stephen J. Adler, consideró que el fallo de la apelación fue "otra injusticia entre las muchas inflingidas a Kyaw Soe Oo y Kyaw Soe Oo", quienes "permanecen tras las rejas por una razón: los que están en el poder intentaron silenciar la verdad".

“Informar no es un crimen, y hasta que Myanmar corrija esta terrible equivocación, la prensa no será libre en el país y el compromiso de Myanmar con el estado de derecho y la democracia permanecerá en duda”, añadió.

Para la Unión Europea, existen “serias dudas” sobre la independencia del poder judicial en Myanmar

En la puerta del edificio de la corte en Rangún, el embajador de la Unión Europea en Myanmar, Kristian Schmidt, catalogó el fallo de la apelación como una "oportunidad perdida para corregir una equivocación" y afirmó sentirse "decepcionado".

"Esto plantea serias dudas sobre la independencia judicial en Myanmar y sobre los derechos de información de los ciudadanos para conocer la verdad", declaró.

En la misma línea, la directora de respuesta ante crisis de la organización Amnistía Internacional, Tirana Hassan, remarcó que "un día de prisión ya era una injusticia" y reclamó el fin de "esta espantosa farsa"”.

En tanto, consultado sobre el caso en 'BBC Radio', el secretario de Relaciones Exteriores británico, Jeremy Hunt, instó a la líder de facto de Myanmar y ganadora del premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, a "interesarse personalmente en el futuro de estos dos periodistas valientes" dado que "es alguien que luchó por la democracia en Myanmar".

Antes de ser arrestados, los reporteros habían estado trabajando en una investigación de Reuters sobre el asesinato de diez hombres y niños musulmanes de la minoría rohingya a manos de las fuerzas de seguridad y civiles budistas en el estado de Rakhine, al oeste del país, durante una represión del Ejército que inició en agosto de 2017.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.