Saltar al contenido principal

A propósito de la votación del Parlamento sobre el Brexit, ¿cómo funciona la democracia británica?

Una fotografía publicada por el Parlamento del Reino Unido muestra a la primera ministra británica Theresa May asistiendo a las 'Preguntas semanales al primer ministro' en la Cámara de los Comunes, en Londres, el 19 de diciembre de 2018.
Una fotografía publicada por el Parlamento del Reino Unido muestra a la primera ministra británica Theresa May asistiendo a las 'Preguntas semanales al primer ministro' en la Cámara de los Comunes, en Londres, el 19 de diciembre de 2018. Parlamento británico / vía AFP

Vistazo al sistema político británico tras la crucial votación del Parlamento rechazó el divorcio de Reino Unido de la Unión Europea, el Brexit.

Anuncios

El dramatismo e incertidumbre que ha creado el proceso legal y legislativo para aprobar la salida del Reino Unido de la Unión Europea, conocido como Brexit, tras el referendo del 23 de junio de 2016, ha permitido acercarse a la complejidad y curiosidades que ostenta una de las democracias más antiguas y sólidas del mundo.

Monarquía parlamentaria: El sistema político en Reino Unido es una monarquía parlamentaria. La reina Isabel es la jefa de Estado, pero la primera ministra, Theresa May, es la jefa del Gobierno. La reina, constitucionalmente, no tiene ningún poder político, aunque es consultada para cada una de las decisiones fundamentales del país. La monarca tampoco da sus opiniones en público.  

El del Reino Unido es uno de los Parlamentos más antiguos del mundo, pero curiosamente el país no tiene una Constitución escrita. Por ello, las leyes pueden estar sujetas tanto a la interpretación, la incertidumbre y flexibilidad. Cada vez que se requiere una precisión legal, se acude a la tradición y a la historia.

El sistema político funciona bajo el modelo “Westminster system”, o sistema Westminster, que también es utilizado en Canadá y Australia entre otros países, generalmente antiguas colonias británicas y hoy parte de la Commonwealth.

Parlamento: Todo el poder es centralizado en el Parlamento, conocido como Westminster. Tiene dos cámaras: Cámara de los Comunes (diputados elegidos por la gente) y Cámara de los Lores (personalidades, aristócratas, líderes de la Iglesia Anglicana, y otros nombrados por el Gobierno y la oposición.

Cámara de los Comunes: La integran 650 diputados que representan el mismo número de distritos de todo el Reino Unido: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Son los encargados de proponer, hacer y aprobar las leyes del país y fiscalizar al Gobierno.

Tras las elecciones generales de 2017, actualmente son nueve los partidos que integran la Cámara, pero son dos los mayoritarios. Conservador, Laborista, Cooperativo, Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte, Partido Verde, Liberal-Demócratas, Plaid Cymru, Partido Nacional Escoses y Sinn Féin. Este partido quiere que Irlanda del Norte se independice del Reino Unido y aunque tiene diputados elegidos, ellos no toman sus puestos en Westminster para no jurar lealtad a le reina.

La Cámara de los Comunes ha sido diseñada para para que el Gobierno y la oposición estén sentados uno frente al otro, para promover el debate. En el medio, se encuentra el  speaker (vocero) que es el encargado de dar la palabra a los diputados y ‘mantener la disciplina’ en el recinto.  

El exprimer ministro Winston Churchill dijo sobre el diseño de la sala de los Comunes: “We shape our buildings and then our buildings shape us” (“Damos forma a nuestros edificios y luego nuestros edificios nos forman a nosotros".

En la actualidad, frente a la primera ministra está sentado el jefe de la oposición, el líder del partido laborista, Jeremy Corbyn, rodeado por el llamado Gabinete en la Sombra (oposición) que a su vez está ubicado frente al Gobierno.

Cámara de los Lores: La integran cerca de 800 personalidades, expertos y representantes de la Iglesia Anglicana como el arzobispo de Canterbury. El puesto en los Lores es vitalicio y en él también hay partidos políticos. A diferencia de los Comunes, los Lores no hacen las leyes sino que generalmente las revisan. Es conocido como el Senado del país.

Este recinto es particularmente popular porque tiene el trono dorado donde se sienta la reina Isabel cuando abre las sesiones del Parlamento, que tampoco se hacen todos los años. La última fue en el 2017.

Apertura del Parlamento en 2017

Como la reina no puede pisar el recinto de la Cámara de los Comunes, por tradición se mantiene que un mensajero de la reina invite a los diputados a escuchar a su monarca en los Lores, pero antes de ir, se le cierra la puerta y luego, sí asisten. 

Gobierno: Es liderado por Theresa May, diputada y jefa del Partido Conservador.
Todos los integrantes del Gobierno son diputados. Es decir que en el Reino Unido, los poderes Ejecutivo y Parlamentario están unidos. En las votaciones no hay elección directa, los ciudadanos no votan por elegir como primer ministro a una persona determinada, sino que el partido que gane las mayorías conforma el Gobierno.

En las elecciones de 2017, el Partido Conservador no obtuvo las mayorías para formar Gobierno; ganó 315 votos y por ello hizo un acuerdo político con el Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte, que le sumó 10 votos y así Theresa May pudo formar Gobierno.  

Oposición: El Partido Laborista ganó ser la oposición. Su líder es Jeremy Corbyn, también diputado.   

Y su particularidad es el Gabinete en la Sombra. Lo que significa que cada secretario del Gobierno tiene su contraparte en la oposición. El secretario de Exteriores tiene un secretario de Exteriores en la sombra y así todos los ministros. Su labor es fiscalizar, vigilar y proponer leyes alternas a las del Gobierno.
Debe estar listo en caso de que haya cambio de Gobierno y la oposición deba formarlo.

Preguntas al Primer Ministro: En esta democracia, todos los miércoles, mientras el Parlamento está sesionando, la primera ministra acude al medio día a una sesión de ‘Preguntas al primer ministro’. Las primeras preguntas las hace el jefe de la oposición y las siguientes las hacen los backbenchers.

El Gobierno conoce con anticipación la mayoría de preguntas que se le harán a la premier.

Los debates son generalmente acalorados y llenos de silbidos y rechiflas.

Speaker: Es el jefe del Palacio de Westminster. Tiene un rol político y administrativo. Desde 2009, John Bercow es el speaker.

Es neutro políticamente, aunque también es diputado. Una vez elegido, no puede hablar de política porque puede ser acusado de tomar partido.  

Backbenchers: Son diputados de todos los partidos y en las dos cámaras. En el caso del Conservador, son quienes no tienen un trabajo oficial en el Gobierno y, en el caso de la oposición, quienes no están en el Gabinete en la Sombra.

Se llaman de esta manera porque literalmente se sientan en las sillas de atrás, tanto del lado del Gobierno como el de la oposición.

Frontbenchers: Son quienes están sentados en la parte de adelante del recinto de la Cámara de los Comunes y aplica tanto para el Gobierno como para la oposición. La primera ministra y su gabinete, y el jefe de la oposición y el Gabinete en la Sombra, son los Frontbenchers.

Whips: Esta figura que puede catalogarse como el jefe de disciplina, porque se encarga de lograr que los parlamentarios voten de acuerdo con la instrucción del partido, mantiene las mayorías para las votaciones y la disciplina.

Los tabloides británicos sostienen que los Whips tienen mucho poder porque saben todos los secretos de los diputados.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.