Saltar al contenido principal

La joven saudita que huyó de su país fue recibida en Canadá

Rahaf Mohammed Al Qunun en el Aeropuerto Internacional Toronto Pearson en Ontario, Canadá. 12 de enero de 2019.
Rahaf Mohammed Al Qunun en el Aeropuerto Internacional Toronto Pearson en Ontario, Canadá. 12 de enero de 2019. Carlos Osorio / Reuters

La llegada de Rahaf Mohammed Al Qunun a Canadá marca el epílogo de un caso que atrajo la atención mundial durante una semana, después de que la saudita hiciera pública su situación a través de su cuenta en Twitter.

ANUNCIOS

Rahaf Mohammed Al Qunun, que escapó hace una semana de Arabia Saudita con el fin de pedir refugio, ha llegado a Toronto, Canadá, después de que el país norteamericano le otorgase asilo.

Visiblemente alegre, vestida con un gorra del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) y un suéter estampado con las palabras "CANADA", la saudita llegó acompañada de la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland.

La joven de 18 años no habló ante los medios de comunicación que la esperaban, pero sí se expresó a través de Twitter, la red social que dio a conocer su caso.

Rahaf publicó varias imágenes de su viaje hacia Canadá, incluida una foto tomada poco antes de que su avión tocase tierra en Toronto.

La joven saudita acusó a su padre de abusar de ella físicamente, de intentar forzarla a casarse con un hombre elegido por su familia y aseguró que temía por su vida si era repatriada a Arabia Saudita.

La ministra canadiense explicó cómo Rahaf consiguió refugio, una semana después de escapar de su país

"Acnur, tras hablar con Rahaf y considerar su situación, le concedió el estatus de refugiada. Acnur tuvo que encontrarle asilo porque entendió que estaba en una situación peligrosa, además, buscó de forma urgente un lugar que le diese asilo. Canadá está satisfecha porque fuimos capaces de actuar rápidamente", dijo Chrystia Freeland después de que Al Qunun se retirara del aeropuerto.

Freeland añadió que la decisión de concederle asilo es parte de la política del Gobierno canadiense para defender los derechos humanos en todo el mundo. Sin embargo, la ministra no respondió a la pregunta de cómo afectará la concesión de asilo a las ya tensas relaciones que Canadá mantiene con Arabia Saudita.

Por su parte, el Gobierno del país árabe retiró a su embajador en Ottawa en protesta por los mensajes de Freeland, en agosto de 2018, a favor de activistas pro derechos humanos sauditas encarcelados por las autoridades de Riad.

Tras esos mensajes, Riad castigó a Canadá con medidas económicas y políticas y solicitó al Gobierno canadiense que se disculpase públicamente por criticar al Gobierno saudita.

Hasta el momento, Canadá se ha negado a ello y, aunque ha intentado calmar la situación con las autoridades sauditas, ha mantenido que seguirá defendiendo los derechos humanos en todo el mundo.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.