Saltar al contenido principal

Israel dice haber terminado con todos los túneles transfronterizos de Hezbolá

Un puesto del Ejército israelí en la frontera entre Israel y el Líbano, el 21 de diciembre de 2018, cerca de la aldea libanesa de Ramyeh.
Un puesto del Ejército israelí en la frontera entre Israel y el Líbano, el 21 de diciembre de 2018, cerca de la aldea libanesa de Ramyeh. Mahmoud Zayyat / AFP

El Gobierno de Benjamin Netanyahu anunció haber descubierto seis túneles más, con los que da por “completada” una operación contra estas infraestructuras ligadas al Líbano. Lo que considera un golpe al plan de ataque del grupo chiita.

Anuncios

El Ejército de Israel dijo el 13 de enero haber descubierto todos los túneles transfronterizos que la milicia chiita Hezbolá habría construido desde el Líbano hasta su territorio. Lo que para los israelíes es una infiltración y “un acto de guerra”.

“Hemos encontrado otro túnel de ataque de Hezbolá (el sexto del que se ha informado a la población), bajo la frontera entre el Líbano e Israel (…) Según nuestra evaluación, no hay ningún otro túnel transfronterizo”, dijo el portavoz militar Jonathan Conricus, en una rueda de prensa telefónica.

De acuerdo con el teniente coronel, este último subterráneo, el “más largo y preciso” encontrado hasta ahora, iniciaba en una villa libanesa de Ramyeh extendiéndose 800 metros dentro del país. Los siguientes 55 metros ocupan Israel, con un metro de ancho y dos de alto, y hasta un sistema de ventilación y electricidad.

Tras esta valoración, el Gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu dijo dar por “completada” la operación Escudo Norte que inició el pasado 4 de diciembre contra estas infraestructuras, ya que según informes de inteligencia “ya no hay túneles que crucen a Israel”. Y los que han sido encontrados, “serán destruidos”.

"Hemos alcanzado el objetivo que establecimos al comienzo. El objetivo era detectar, exponer y neutralizar los corredores transfronterizos de Hezbolá", sentencia el portavoz israelí, bajo la creencia de que dichos túneles fueron excavados por militares de Hezbolá, con el respaldo de Irán.

Israel denunció también la responsabilidad libanesa

Y es que precisamente, Israel comenzó esta búsqueda de túneles con el argumento de que Hezbolá creó durante años un plan secreto para enviar hasta 1.500 combatientes a su territorio, en caso de una guerra futura. Eso es lo que indican al menos sus fuentes de inteligencia.

Una amenaza que no ha desaparecido –vigentes están las guerras de 1982 y 2006–, y es la razón por la cual el Ejército israelí se ha coordinado con personal de la paz de la ONU en el Líbano para examinar estas excavaciones y evitar una nueva escalada de violencia. No obstante, el mismo origen de Hezbolá, que tiene una rama política y otra paramilitar, está en la intervención israelí en suelo libanés.

Por otro lado, el Ejecutivo de Netanyahu responsabilizó al Líbano de haber consentido una violación de su soberanía durante todo este tiempo, a lo que el jefe de Seguridad General en el país respondió que dichos túneles “se remontan a hace años”. “(Israel) sabía que esos túneles existían y los está utilizando ahora por motivos políticos ya que quiere desviar la atención sobre las acusaciones de corrupción contra él (Netanyahu) y su esposa (Sara)”, sentenció el general libanés.

La FINUL, la Fuerza de Paz de la ONU en el Líbano, ha confirmado que como mínimo dos de los corredores cruzan la demarcación de la Línea Azul, violando la resolución 1701 del organismo, que busca evitar una guerra como la de 2006, en la que más de 1.000 chiitas afines a Hezbolá y más de 100 soldados israelíes murieron.

Si bien Israel no solo tiene este frente abierto. Este 13 de enero confirmó que bombardeó dos infraestructuras subterráneas del movimiento palestino Hamás en Gaza, como respuesta a una serie de disparos, que fueron iniciados por un ataque israelí.

Del mismo modo, el propio Benjamin Netanyahu aseguró ser responsable de un bombardeo a un almacén del aeropuerto internacional de Damasco, en Siria, por ser de propiedad iraní.

“La reciente acumulación de ataques demuestra que estamos más decididos que nunca a actuar contra Irán en Siria, tal como lo prometimos (…) (el Ejército israelí) ha atacado cientos de veces los objetivos de Irán y Hezbolá” para acabar “con la concentración militar de Irán en Siria”, completó el primer ministro de Israel.

Con Reuters, EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.