Saltar al contenido principal

May se aferra al Brexit a horas de trascendental votación en el Parlamento

La primera ministra británica ha mostrado la posibilidad de detener el Brexit si la Cámara de los Comunes no respalda el acuerdo alcanzado con Bruselas el 15 de enero de 2019.
La primera ministra británica ha mostrado la posibilidad de detener el Brexit si la Cámara de los Comunes no respalda el acuerdo alcanzado con Bruselas el 15 de enero de 2019. Neil Hall / EFE

A un día de efectuarse la votación del acuerdo en la Cámara de los Comunes, la primera ministra sigue buscando el respaldo de los parlamentarios. La crisis ha sido aprovechada por sus adversarios, que amenazan con elecciones generales.

Anuncios

Reino Unido se alista para una votación trascendental en el seno del Parlamento. Los diputados sufragarán el 15 de enero para aceptar o rechazar el acuerdo alcanzado por Londres y Bruselas sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el Brexit.

En este sentido, la primera ministra británica Theresa May pidió el 14 de enero, durante una comparecencia en el Parlamento, que los legisladores le den una "segunda mirada" a la propuesta presentada en diciembre.

May, quien sigue buscando el respaldo de los diputados para aprobar el acuerdo, hizo una nueva exposición del mismo y reiteró la importancia para el establecimiento de un Brexit ordenado.

"Le digo a los miembros de todos los lados de esta Cámara (de los Comunes), sea lo que sea que hayan concluido anteriormente, que le den un segundo vistazo al este acuerdo en las próximas 24 horas (…) No es perfecto, pero sí es un compromiso", expuso May ante la crítica de quienes adversan la propuesta.

La 'premier' británica ha hecho un llamado a los diputados, pero en especial se dirigió a los que integran su propio partido, el Conservador, para que le otorguen el respaldo necesario durante la votación.

"Digo que deberíamos cumplir con los británicos y seguir construyendo un futuro más brillante para nuestro país respaldando este acuerdo mañana", pidió la primera ministra.

Previo a su visita a la sede del Parlamento británico, May aseguró en la localidad de Stoke-on-Trent, al norte de Inglaterra, que existe la posibilidad de que se detenga el retiro del Reino Unido de la Unión Europea si el acuerdo no recibe el respaldo necesario.

"Todos tenemos el deber de llevar a cabo el resultado del referendo (…) Los diputados deberían considerar las consecuencias de sus acciones sobre la fe del pueblo británico en nuestra democracia", dijo May.

En la visita, la primera ministra dejó claro que no presentará un plan b si el acuerdo es rechazado en la votación. Advirtió que una salida sin acuerdo generaría consecuencias negativas, principalmente en la economía.

"Hay un acuerdo sobre la mesa y es por ese que votarán los diputados, no hay un trato distinto a ese acuerdo por el que deban votar", señaló May.

Informe desde Londres: May trata de salvar el Brexit

Unión Europea ofreció respaldo a Theresa May

El Gobierno británico reveló detalles de una carta firmada por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el del Consejo Europeo, Donald Tusk, la cual forma parte del esfuerzo de la Unión Europea (UE) para lograr que los diputados aprueben el acuerdo.

En la misiva, los representantes del bloque europeo le ofrecieron la garantía a Theresa May de que buscarán un acuerdo comercial posterior al Brexit para finales del año 2020, con lo cual evitarían la activación de la salvaguarda irlandesa.

Durante su presencia en la Cámara de los Comunes, May señaló que ni Reino Unido ni la Unión Europea desean activar el mecanismo, que evitaría el establecimiento de una frontera dura en la isla de Irlanda.

La salvaguarda establece que de no alcanzar un acuerdo comercial, Reino Unido seguiría permaneciendo a la unión aduanera, con la finalidad de evitar los controles en la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Algunos diputados conservadores e integrantes norirlandeses del Partido Democrático Unionista se han opuesto a la medida por considerar que Reino Unido quedaría atado a las estructuras comunitarias por años.

Muchos británicos han manifestado temor porque el regreso de una frontera física entre las dos irlandas debilite el acuerdo de paz que puso fin a la violencia en 1998.

Líder opositor rechazó la carta enviada por la UE

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, rechazó lo presentado por la Unión Europea en la carta enviada al Gobierno. Por otro lado, indicó que Theresa May no ha conseguido cambiar nada del acuerdo que será votado el 15 de enero.

Corbyn rechazó la carta enviada al señalar que no "significa nada" y agregó que la misma no da "las garantías legales" que la Cámara de los Comunes reclama.

El líder opositor aprovechó la situación para criticar el Gobierno de May y le advirtió que se acabó el "tiempo de los juegos".

"Está claro que, si el acuerdo de la primera ministra es rechazado mañana, es hora de elecciones generales, es hora de un nuevo Gobierno", amenazó Corbyn.

Con EFE, Reuters y AP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.