Francia - Protestas

Macron lanza debate nacional para calmar a los 'chalecos amarillos'

El presidente francés, Emmanuel Macron, se reúne con representantes de sindicatos, organizaciones de empleadores y funcionarios locales electos en el palacio presidencial del Elíseo en París, Francia, como parte de las consultas en busca de una forma de poner fin a la llamada crisis de los 'chalecos amarillos', el 10 de diciembre de 2018.
El presidente francés, Emmanuel Macron, se reúne con representantes de sindicatos, organizaciones de empleadores y funcionarios locales electos en el palacio presidencial del Elíseo en París, Francia, como parte de las consultas en busca de una forma de poner fin a la llamada crisis de los 'chalecos amarillos', el 10 de diciembre de 2018. Yoan Valat / Pool / AFP

El presidente Emmanuel Macron comenzó un debate nacional de dos meses con el que espera poder calmar el descontento de los 'chalecos amarillos'. Lo hizo mediante una carta dirigida al pueblo francés.

Anuncios

El presidente francés, Emmanuel Macron, planteó a los ciudadanos una treintena de puntos sobre los cuales, según él, debe reformarse el país. Lo hizo mediante una carta abierta con la que lanzó su anunciado debate nacional para responder a las demandas de los llamados 'chalecos amarillos'.

La iniciativa de Macron se produce después de nueve semanas de protestas en las calles de París y otras ciudades de Francia que han causado estragos, además de sacudir la economía del país.

La misiva, cuya aparición estaba en principio prevista para el lunes 14 de enero, invita a los ciudadanos a que tengan "la mayor participación posible" en el debate, que "no será ni una elección ni un referendo".

En la carta de 2.330 palabras, que se publicará en los periódicos franceses, también hizo una serie de preguntas que esperaba que los franceses respondieran en las reuniones públicas en todo el país o en los cuestionarios en línea.

Las preguntas del debate nacional planteado por Macron

Las cuestiones planteadas se construyen en torno a cuatro ejes: fiscalidad, organización del Estado, transición ecológica, y democracia y ciudadanía.

¿Hay que hacer el voto obligatorio?, ¿qué propone para mejorar la inmigración en nuestra nación?, ¿qué proposiciones concretas haría para acelerar nuestra transición medioambiental?, o ¿qué impuestos hace falta bajar como prioridad? son algunas de las preguntas que realiza el jefe de Estado francés.

"Intento transformar con vosotros la cólera en soluciones", subraya Macron al final del documento, concebido como una respuesta a las peticiones de los "chalecos amarillos" para que los ciudadanos tengan un mayor protagonismo en la gobernanza de su país.

Pese a todo, el presidente fija una serie de "líneas rojas" sobre las que no piensa transigir, en especial la supresión del impuesto sobre la fortuna, una decisión que tomó al principio de su mandato y que ha sido una de las más impopulares.

"Francia no es un país como los demás. El sentido de la injusticia es más vivo que en otros sitios. La exigencia de cooperación y solidaridad es más fuerte", apunta Macron.

"Para mí, no hay temas prohibidos. No estaremos de acuerdo en todo, lo que es normal en una democracia. Pero al menos mostraremos que somos un pueblo que no teme hablar, intercambiar, debatir", dijo Macron.

El presidente francés, Emmanuel Macron, pronuncia un discurso durante una ceremonia tradicional del pastel de epifanía en el palacio del Elíseo en París, Francia, el 11 de enero de 2019.
El presidente francés, Emmanuel Macron, pronuncia un discurso durante una ceremonia tradicional del pastel de epifanía en el palacio del Elíseo en París, Francia, el 11 de enero de 2019. Ian Langsdon / Pool vía Reuters

Los resultados del debate nacional se conocerán el 15 de marzo de 2019

Pero Macron dijo que se mantendría fiel a su manifiesto de campaña, y pareció descartar el retroceso de algunas de las reformas económicas a favor de los negocios, como eliminar un impuesto a la riqueza, que le han valido el apodo de "presidente de los ricos".

"Cuando los impuestos son demasiado altos, nuestra economía carece de los recursos que podrían invertirse en las empresas, creando empleos y crecimiento", escribió Macron.

"No desharemos las medidas que hemos introducido para corregir esto, fomentar la inversión y garantizar que el trabajo pague más".

El mandatario francés se comprometió a dar cuenta a los franceses de los resultados de esta macroconsulta en el mes siguiente a su finalización, es decir, el 15 de marzo.

El presidente se embarcará en un recorrido por las reuniones municipales de todo el país, la primera de las cuales se realizará el martes con los alcaldes locales en Bourgtheroulde, en el noroeste de Francia.

Con AFP, EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24