Saltar al contenido principal

El "Gran debate" para recabar opiniones sobre la orientación de las próximas reformas de Macron

El mandatario francés, Emmanuel Macron, durante una reunión en el Ayuntamiento de Gasny el 15 de enero de 2019, antes del lanzamiento del "Gran Debate Nacional".
El mandatario francés, Emmanuel Macron, durante una reunión en el Ayuntamiento de Gasny el 15 de enero de 2019, antes del lanzamiento del "Gran Debate Nacional". Philippe Wojazer / EFE

Con el lanzamiento del "Gran debate", el mandatario francés, Emmanuel Macron, busca recopilar las opiniones ciudadanas con el fin de transformar la práctica democrática.

Anuncios

Con el lanzamiento en Normandía del que ha sido denominado como el “Gran debate”, el presidente francés, Emmanuel Macron, busca recopilar las opiniones de los ciudadanos antes de convertir en ley varias de las reivindicaciones del movimiento de los ‘chalecos amarillos’.

De acuerdo con lo declarado por el mandatario durante el desarrollo de una sorpresiva visita al municipio de Gasny, al noreste de la capital francesa, para participar en un encuentro con los miembros del ayuntamiento, la citada movilización ofrece una oportunidad que debe ser aprovechada para poner en marcha una reacción mucho más profunda.

Poco después, Macron oficializó el lanzamiento de dicho debate frente a 600 alcaldes y señaló que la clara intención de esta iniciativa, cuya implementación se extenderá hasta el 15 de marzo, es "transformar la práctica democrática", por lo que prometió llevar adelante medidas negociadas.

"No hay que dejar de pedir a la gente su opinión. No creo que eso sea perder tiempo".

Emmanuel Macron, presidente de Francia.

A través de su cuenta oficial, el Palacio del Elíseo compartió en directo el desarrollo del debate con los alcaldes:

Para el desarrollo de esta serie de consultas públicas, el presidente envió una “Carta abierta” a los ciudadanos en la que propuso 35 preguntas, que fueron estructuradas en los ejes de transición ecológica, organización del Estado, fiscalidad, democracia y ciudadanía.

Según lo expresado por el jefe de Estado en dicha carta, la idea es que se registre la mayor participación posible en este debate, el cual no sería “ni una elección ni un referendo”.

Las diez preguntas principales del debate planteado por Macron:

1. ¿Qué impuestos hay que bajar, a su juicio, según la prioridad?

2. ¿Hay que suprimir ciertos servicios públicos demasiado caros para su utilidad?

3. ¿Cree usted que hay nuevas necesidades de servicios públicos? ¿Cómo financiarlos?

4. ¿Es necesario reforzar la descentralización y dar más poder de decisión a la acción más cercana a los ciudadanos? ¿A qué niveles y para qué servicios?

5. ¿Cómo financiar la transición ecológica: con impuestos, tasas y a quién debe afectar prioritariamente?

6. ¿Qué propuestas concretas haría usted para acelerar nuestra transición medioambiental?

7. ¿Cómo podemos compartir estas decisiones a escala europea e internacional para que nuestros productores no se vean penalizados con respecto a sus competidores extranjeros?

8. ¿Hay que reconocer el voto en blanco?

9. ¿Hay que hacer obligatorio el voto?

10. ¿Hay que incrementar el recurso para los referendos y quién debe ponerlo?

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.