Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

Comer insectos para reducir la huella de carbono en el planeta

El cierre de Gobierno en EE. UU., el más largo de la historia del país, se ha cobrado sus primeras víctimas: varios árboles del Parque Nacional Joshua Tree en el sur de California fueron talados por visitantes; Francisco Zacarías, corresponsal en Perú, refleja cómo están reaccionando los peruanos tras la implementación de la ley que prohíbe varios elementos plásticos de un solo uso; Comer insectos, en lugar de carne roja, podría ayudar a reducir la huella de carbono global.

Anuncios

La falta de presupuesto en Estados Unidos, debido al cierre parcial del Gobierno de Donald Trump, que comenzó el 22 de diciembre, está afectando a la amplia red de Parques Naturales del país. A pesar de no contar con los trabajadores federales que se encargan de cuidar y limpiar las zonas naturales, muchos de los parques permanecieron abiertos al público. Algunos visitantes aprovecharon esta falta de vigilancia para cortar árboles, conducir vehículos por zonas protegidas y dañar zonas únicas del Joshua Tree National Park, en el sur del estado de California. Estos árboles ya están en grave peligro de extinción y, según científicos, en el año 2100 podrían haber desaparecido debido al cambio climático. El trabajo de voluntarios ha sido crucial para mantener en buen estado estas joyas naturales de Estados Unidos. Un grupo apodado "los ángeles del papel higiénico" se reúne todas las mañanas en Joshua Tree para crear grupos de limpieza del parque. El daño fue tan grave que las autoridades anunciaron que el parque cerraría, aunque la decisión fue revertida después de recibir fondos de emergencia para pagar a personal temporal que lo mantuviera abierto y en buenas condiciones. Medios nacionales se hicieron eco de los destrozos.

Perú le dice "no" a los plásticos de un solo uso

En todo Latinoamérica se están llevando a cabo campañas y regulaciones contra el uso desmedido del plástico. Perú fue el último país del continente en prohibir las bolsas plásticas y otros elementos de un solo uso. La nación andina comenzará implementando estas medidas en un plazo de entre uno y tres años, para así reducir el impacto de este material en el medio ambiente y la salud humana. El corresponsal de France 24 en Perú, Francisco Zacarías, refleja cómo están reaccionando los peruanos tras la implementación de la ley que prohíbe varios elementos desechables, incluidas las bolsas plásticas.

La entomofagia, o comer insectos, podría ayudar a frenar el calentamiento global

La entomofagia consiste en el consumo de insectos por parte de los humanos, algo que se practica en muchos países del mundo, pero principalmente en regiones de Asia, África y América Latina. En Europa, es algo más reciente. Hace un año que los legisladores europeos aprobaron el uso de insectos en la cocina, para varios países de la Unión Europea. Bélgica, sin embargo, está a la vanguardia. Desde el 2013 autorizó para consumo humano 10 insectos, entre ellos los grillos. "Little Food" es una granja urbana de cría de grillos en Bruselas y su creadora ve en este negocio una alternativa de proteína más amigable con el medio ambiente, con un menor consumo de energía y agua para su producción y con una menor emisión de gases de efecto invernadero. Maïte Mercier, durante sus estudios de bioingeniería vio que existía "un problema sanitario y ecológico en cuanto al consumo y producción de carne, y quise encontrar una alternativa. Dudaba entre las algas y los insectos". Según Mercier, "los insectos encajan mejor en nuestra cultura culinaria y son más interesantes a nivel gustativo. (…) Culturalmente no tenemos costumbre, pero ya existen muchos vínculos con el insecto: comemos miel, que produce un insecto, y todos los crustáceos como las gambas o el cangrejo son de la misma familia. Yo los llamo los insectos del mar. Así que, cuando comemos grillos, nos estamos comiendo los crustáceos de la tierra".

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.