Saltar al contenido principal
Brexit - Reino Unido

Reino Unido: rechazo al Brexit deja varios escenarios abiertos y un futuro incierto

El manifestante antiBrexit Steve Bray empaca las pancartas en su automóvil luego de que se anunciara el resultado negativo del acuerdo Brexit por parte del Parlamento el 15 de enero de 2019.
El manifestante antiBrexit Steve Bray empaca las pancartas en su automóvil luego de que se anunciara el resultado negativo del acuerdo Brexit por parte del Parlamento el 15 de enero de 2019. Henry Nicholls / Reuters
5 min

Los escenarios que se abren tras la negativa del Parlamento británico al Brexit de la primera ministra conservadora Theresa May oscilan desde las elecciones anticipadas a una renegociación del acuerdo.

Anuncios

El Parlamento británico rechazó este 15 de enero el acuerdo de salida de la Unión Europea (UE) que había negociado Theresa May con la Unión Europea por 230 votos de diferencia (432 en contra del pacto y 202 a favor), lo que aboca el país a un futuro incierto. El Reino Unido debería dejar la UE el próximo 29 de marzo, según lo estipulado por la normativa comunitaria. Y si los dirigentes europeos y los británicos no acuerdan una prórroga, el Brexit podría efectuarse sin un acuerdo.

La derrota de May ha sido una de las más estruendosas en las últimas décadas en el Parlamento británico: más de cien conservadores rompieron la disciplina de voto de su partido para oponerse a la propuesta de la primera ministra. Tras conocerse el resultado de la votación, May se dirigió a sus compañeros para lamentar su decisión: "Está claro que el Parlamento no apoya este acuerdo. Pero la votación de esta noche no nos dice nada sobre lo que sí apoya".

Los escenarios que se abren tras la negativa del Parlamento británico al Brexit

May se enfrentará a una moción de censura

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, anunció poco después de la derrota de May una moción de censura contra el Gobierno conservador, que se debatirá y se votará el 16 de enero. Corbyn tachó los resultados como un "catastrófico fracaso" y criticó que la primera ministra cerrara "la puerta al diálogo".

"Se debe asegurar una unión aduanera permanente y la garantía de que los derechos de los ciudadanos serán protegidos", aseguró en la Cámara de los Comunes.

La primera ministra Theresa May gesticula tras conocer el resultado de la votación que rechazó el acuerdo del Brexit, este el 15 de enero de 2019.
La primera ministra Theresa May gesticula tras conocer el resultado de la votación que rechazó el acuerdo del Brexit, este el 15 de enero de 2019. Reuters

Para superar la moción de censura, May necesita recabar el apoyo de más de la mitad del Parlamento. De lo contrario, debería renunciar y se convocarían elecciones anticipadas para elegir un nuevo Gobierno. Sin embargo, es posible que la primera ministra logre mantenerse en el cargo, ya que el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP) ha declarado que apoyará al Gobierno conservador.

May prometió que si gana la moción se reunirá con los representantes de todos los partidos políticos para "identificar qué sería necesario para asegurar el apoyo de la Cámara" y preparar un nuevo acuerdo de Brexit.

Europa lamenta el rechazo al acuerdo

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, expresó su descontento con el resultado de la votación a través de su cuenta de Twitter y urgió al Reino Unido a "clarificar sus intenciones lo antes posible".

"El tiempo se acaba", agregó. También reconoció que el riesgo de una "retirada desordenada", es decir sin acuerdo entre ambas partes, ha aumentado tras los sucesos de este 15 de enero. Sin embargo, aseguró que la Comisión "continuará su trabajo de contingencia para ayudar a asegurar que la UE está completamente preparada".

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, manifestó que "si un acuerdo es imposible, y nadie quiere que no haya acuerdo, ¿quién tendrá finalmente el coraje de decir cuál es la única solución positiva que hay?".

May ha cerrado en repetidas ocasiones la puerta de volver a convocar un segundo referendo sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea. "Me convertí en primera ministra inmediatamente después de aquél referendo. Estoy convencida de que mi deber es cumplir con la voluntad de los británicos", dijo la líder conservadora. "Siempre he creído que la mejor manera de proceder es salir de manera ordenada y con un buen acuerdo", añadió.

Eso podría darse especialmente si los dirigentes europeos y May acuerdan una prórroga del artículo 50 del Tratado de Lisboa, el que prevé la salida de los estados miembros. De ser así, el plazo para negociar un nuevo acuerdo se extendería más allá del 29 de marzo, la fecha estipulada por ahora.

Dos años de negociaciones no han resultado en un acuerdo

Theresa May se enfrentó a una moción de confianza convocada por su propio partido el pasado 12 de diciembre, que superó con 200 votos a favor y 117 en contra, también motivada por su gestión del acuerdo del Brexit. La primera ministra llegó a un pacto con la UE en noviembre de 2018, que ella calificó como "el mejor que podía ser negociado".

Sin embargo, para los euroescépticos del Partido Conservador, el acuerdo alcanzado no era suficiente y reclamaron más concesiones de la UE. Por su parte, los liberaldemóratas y el Partido Nacionalista Escocés han pedido un segundo referendo.

it
Un largo camino hacia el Brexit

Los habitantes del Reino Unido apostaron por la salida de la UE en un referendo en junio de 2016, donde dejar la Unión Europea logró el 52% de los votos. La derecha más conservadora impulsó la campaña a favor del Brexit con críticas a las políticas de migración comunitarias y a las regulaciones económicas europeas, que se interpretaban como un lastre para el desarrollo del país.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.