Saltar al contenido principal
Especial noticias

Especial: ¿qué sigue para el Reino Unido tras la rotunda derrota de Theresa May?

Con una moción de censura en trámite, caos político y una incertidumbre generalizada en Reino Unido, la salida de la Unión Europea, el Brexit, entra en una fase crítica. Analizamos con expertos y nuestras corresponsales los escenarios y perspectivas a los que se enfrenta el país.

Anuncios

Con 432 votos en contra y 202 a favor, los diputados de la Cámara de los Comunes en el Reino Unido rechazaron el acuerdo alcanzado por Londres y Bruselas en noviembre de 2018, el mismo centraba las pautas a seguir para el Brexit a partir del 29 de marzo de 2019, fecha fijada para el inicio del proceso.

Tras el revés sufrido en el Parlamento, el Gobierno de Theresa May, tendrá tiempo hasta el 21 de enero para presentar un 'plan B'. Sin un acuerdo, se espera un Brexit duro, es decir, que la salida se produzca de manera brusca, sin un periodo de transición y que genere graves consecuencias en Reino Unido, especialmente en la economía.

“Lo más probable que va a pasar es que se va a prorrogar el artículo 50 y a partir de ahí, May deberá negociar un nuevo acuerdo con la Unión Europea, un acuerdo que no será fácil por la posición de la salvaguarda irlandesa”, dijo Sergio Castro, magíster en políticas públicas.

Tras la votación, Jeremy Corbyn, principal líder del Partido Laborista y adversario de Theresa May, presentó una moción de censura en contra de la primera ministra. Muchos analistas sostienen que esta no avanzará y que May mantendrá su mandato.

“Probablemente esa moción será rechazada porque los miembros del Partido Conservador no quieren nuevas elecciones y no quieren la llegada del Partido Laborista en el poder y ella (May) podrá presentar nuevas negociaciones con la Unión Europea”, dijo Aymeric Durez, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana de Colombia.

'El referendo del 2016 no tomó en cuenta a los países del Reino Unido'

Reino Unido es el primer país que ha presentado una posición de abandonar la Unión Europea. En el año 2016, más del 52% de los británicos votaron a favor de la salida de su país del bloque europeo, pero estos no imaginaron lo difícil que sería llevar adelante una salida ordenada.

“Cuando el Gobierno de David Cameron propuso el referendo para salir de la Unión Europea no tuvo en cuenta a todos los países del Reino Unido, y no se tuvo en cuenta qué iba a pasar con la frontera en Irlanda del Norte, por ello se temía que iba a ser difícil la negociación. Por otro lado, varios analistas advierten que no hay un consenso en el Gobierno británico sobre el tipo de Brexit que quieren”, dijo Luisa Pulido, corresponsal de France 24 en Londres.

Tras conocerse sobre el resultado de la votación en la Cámara de los Comunes, Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, ha manifestado que “debe ser Londres el que decida qué va a hacer” y calificó como un “problema político” la falta de respaldo a May para el acuerdo.

Desde Bruselas, Bélgica, Esther Herrera, corresponsal de France 24, resumió la respuesta de la Unión Europea: el presidente del Consejo Europeo ha sugerido que la única solución política es que Reino Unido siga formando parte de la Unión Europea. Por otro lado, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker, ha señalado que el tiempo apremia (…) Aún hay mucha incertidumbre, pero lo que podría ocurrir es que se active el artículo 50, el cual trata de ampliar el lapso de negociaciones”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.