Brexit

Francia desvela su plan de emergencia ante un Brexit 'duro'

El primer ministro francés, Edouard Philippe, durante una conferencia de prensa en París, Francia el 9 de enero del 2019.
El primer ministro francés, Edouard Philippe, durante una conferencia de prensa en París, Francia el 9 de enero del 2019. Christophe Ena / Pool via REUTERS

Después de que el Parlamento británico rechazara el acuerdo del Brexit, el fantasma de una salida sin acuerdo de la Unión Europea parece cada vez más probable. El primer ministro francés anunció un paquete de medidas preventivas.

Anuncios

Después de que la primera ministra británica, Theresa May, lograra superar este miércoles un voto de censura del partido laborista ante el fracaso de su plan de salida de la Unión Europea, ahora está obligada a encontrar un compromiso de divorcio que convenza a una mayoría. Pero incluso si no lo lograra, el Reino Unido podría dejar el bloque comunitario sin acuerdo el próximo 29 de marzo.

"Podemos lamentar el rechazo o estar contentos, pero la hipótesis de un Brexit sin acuerdo es cada vez más probale", dijo el primer ministro francés, Edouard Philippe, tras reunirse este jueves 17 de enero con 14 de sus ministros. "En estas condiciones, nuestra responsabilidad es hacer todo para que nuestro país esté listo y para que los intereses de nuestros ciudadanos sean defendidos", agregó.

Ante este panorama, Philippe presentó un plan para hacer frente a un "Brexit sin acuerdo" que llevaba en preparación desde abril del año pasado y que incluye "medidas legislativas y jurídicas para que no haya interrupción de los derechos, y para que los derechos de nuestros ciudadanos o empresas sean efectivamente protegidos", explicó el primer ministro.

Ayer la Asamblea Nacional, el Parlamento francés, aprobó el proyecto de ley para preparar a Francia frente a cualquier tipo de Brexit, y hoy el Senado debe hacer su parte. Se trata de una "ley de habilitación" que será promulgada esta semana y que incluye cinco ordenanzas.

La primera trata sobre los derechos de los ciudadanos británcios en Francia. Una de las medidas más concretas con la que durante 12 meses estas 160 mil personas "podrán, bajo reserva de reciprocidad, seguir viviendo en Francia sin necesidad de permiso de residencia".

La segunda de esas ordenanzas versa sobre "la necesidad urgente de infraestructuras necesarias para el reestablecimiento de controles fronterizos" y la tercera "permitirá a las empresas establecidas en el Reino Unido continuar realizando su transporte por las autopistas francesas". En este sentido, Philippe anunció "un plan de unos 50 millones de euros de inversión en puertos y aeropuertos galos", a su juicio "los sitios más implicados por los cambios".

 El primer ministro explicó que en los próximos días se realizarán "600 contrataciones. Se trata de puestos en aduanas, controles veterinarios, en general agentes de Estado que permitirán estar a la altura del desafío y de los controles necesarios".

Las dos últimas ordenanzas se refieren a "la continuidad de ciertas actividades financieras, sobre todo en el tema de los seguros" y la continuidad de los intercambios de materiales de defensa entre ambos países.

Edouard Philippe también prometió defender los intereses de los pescadores franceses, "probablemente sea el sector más afectado por esta salida sin acuerdo que los británicos parecen querer", dijo Philippe.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24